Diferencias entre una bicicleta de montaña y una bicicleta para caminos

Probablemente haya una bicicleta diseñada para lidiar con cualquier tipo de terreno posible. El pavimento y las veredas tienen características superficiales muy diferentes que exigen una bicicleta especializada. La bicicleta para caminos, diseñada para el pavimento, tiene más de un siglo de herencia de carreras y es la predecesora de toda bicicleta fabricada desde entonces. Las bicicletas de montaña se conceptualizaron mucho después, pero constituyen una parte sustancial del ciclismo, y vienen en una amplia variedad de estilos y armados para enfrentar el terreno más difícil.

Hecha para correr

Una bicicleta para caminos está diseñada para ser ligera y responder sobre el pavimento llano. Estas bicicletas tienen ruedas delgadas de 700c de tamaño y neumáticos estrechos, lo que reduce la resistencia a la rodadura y aumenta la velocidad. En la competencia, las bicicletas de carreras para caminos están diseñadas para que su rendimiento reduzca algunos segundos del tiempo de quien la monta. Las bicicletas para caminos colocan al ciclista en una posición agresiva e inclinada hacia delante que mejora la aerodinámica y la potencia que transfiere a los pedales. El marco debe ser ligero y rígidos, por lo que a nivel competitivo son comunes los materiales especialmente fuertes como la fibra de carbono y el titanio. Otros materiales duraderos y ligeros como el acero y el aluminio completan el mercado de consumo.

Salirse del camino

Las bicicletas de montaña están diseñadas para conquistar el terreno difícil como tierra, lodo, nieve y grava. Estas bicicletas están construidas para ser especialmente rudas, con neumáticos gruesos y ruedas fuertes, resistentes a daños causados por impacto. Los marcos están hechos de aluminio, fibra de carbono, acero y titanio y están construidos para soportar un castigo severo. Los sistemas de suspensión permiten que las ruedas absorban la vibración y los impactos de las toscas veredas. Una bicicleta de montaña rígida presenta suspensión en la parte delantera, mientras que una bicicleta de montaña con suspensión total tiene absorción de impacto en ambas ruedas. Las bicicletas de montaña generalmente cuentan con manillar plano, lo que pone al ciclista en posición vertical para un mejor equilibrio y control.

Encuentra las diferencias

La diferencia más notoria entre las bicicletas para caminos y las de montaña son las ruedas. Las ruedas para bicicleta de montaña vienen en tamaños de 26 a 29 pulgadas y siempre traen los neumáticos con salientes elevadas. Estas salientes actúan como dientes con la tierra suelta, enterrándose y proporcionando tracción y agarre donde los neumáticos lisos sobre de una bicicleta para caminos se resbalarían. Una bicicleta para caminos utiliza neumáticos más delgados y sin salientes, que proporcionan suficiente agarre y control sobre el pavimento.

Escoger una bicicleta

Las características que hacen a las bicicletas de montaña mucho más cómoda con el salirse del camino también se aplica al pavimento y los senderos para bicicletas, haciéndolas una opción popular para quienes tienen que trasladarse a su trabajo de una ciudad a otra. Nunca podrá ir tan rápido como una bicicleta para caminos , pero la posición del ciclista y la absorción de impactos se encargan de los baches y banquetas. Las bicicletas para caminos son la opción ideal si vas a viajar exclusivamente sobre pavimento y quieres una bicicleta más rápida, ya que hacen mucho más fácil pedalear y subir colinas. Su peso ligero también las hace fáciles de controlar a altas velocidades.

Más galerías de fotos



Escrito por max roman dilthey | Traducido por jorge escobar