Diferencias entre almidones y carbohidratos

Los almidones son uno de los tres tipos principales de hidratos de carbono. Entran en la categoría de los hidratos de carbono complejos, junto con la fibra, y se diferencian de los hidratos de carbono conocidos como "azúcares simples" por su composición estructural. Los almidones buenos son una parte sana de la dieta y los puede disfrutar casi todo mundo. Sin embargo, algunos almidones provienen de los hidratos de carbono refinados y agregan poco valor nutritivo a la dieta.

Almidones

La unidad básica de un hidrato de carbono es una molécula de azúcar, conocida como un azúcar simple. Cuando se unen entre sí formando cadenas largas de estas moléculas, se dice que son hidratos de carbono complejos, o almidones. La densa combinación de estas moléculas en largas cadenas hace que sea fácil para tu cuerpo para almacenar energía para su uso posterior. De acuerdo con las "Dietary Guidelines for Americans 2010", los almidones son el principal tipo de hidratos de carbono que consumen los estadounidenses.

Metabolismo de almidones

La digestión del almidón comienza con un proceso llamado hidrólisis, o ruptura del compuesto a través de reacciones con el agua. En éste caso, una enzima especial llamada ptialina de la saliva es responsable de descomponer los almidones en azúcares simples y glucosa. La digestión del almidón termina en el intestino delgado. En muchos casos, sin embargo, el cuerpo va a almacenar parte de la energía de los almidones que comiste en forma de glucógeno en el hígado y la grasa corporal. Esta energía reservada puede ser aprovechada cuando tu cuerpo lo necesite.

Elige cuidadosamente los almidones

Algunos alimentos que son naturalmente almidón son el arroz, la avena, el trigo, la cebada, las habas, los guisantes o chícharos, las papas y las zanahorias. Los almidones naturales a menudo proceden de plantas que también sirven como una excelente fuente de vitaminas, minerales y fibra. Los almidones también pueden ser refinados y se añaden a los alimentos en el proceso de fabricación o de cocina. El almidón de maíz es un ejemplo de un almidón refinado, como son las papas de maíz, papas fritas, papas a la francesa, galletas, pasteles y postres. La National Diabetes Information Clearinghouse, dice que el consumo de almidones es saludable para todos y se deben incluir algunos almidones en cada comida. Sin embargo, se recomienda abstenerse de los almidones que han sido fritos, ya que tienen una gran cantidad de grasa y están cargados de azúcar. Tanto el Joslin Diabetes Center de Harvard y de la Asociación Americana de Diabetes dice que si se usan porciones pequeñas, y si se eligen los alimentos con almidón que también están llenos de fibra, te quedarás satisfecho por más tiempo y no caerás en la tentación de comer en exceso.

Ingesta recomendada de carbohidratos

Según el USDA, casi todos los niños y adultos sanos deben obtener entre el 45 y el 65 por ciento de sus calorías de los carbohidratos. Las directrices también recomiendan que se obtenga la mayoría de los hidratos de carbono complejos. Los carbohidratos complejos tardan más tiempo que los simples en digerirse, y también proporcionan muchas vitaminas importantes, minerales y fibra. Los almidones y azúcares simples tienden a aumentar el azúcar en la sangre con más rapidez, lo que provoca un aumento en la insulina y el procesamiento rápido, ya sea en forma de energía, si es necesario, o en forma de grasa corporal. Si tienes diabetes, síndrome metabólico o factores de riesgo para enfermedades cardíacas, tus necesidades de ingesta de hidratos de carbono pueden ser diferentes. Consulta a tu médico para obtener orientación más específica.

Más galerías de fotos



Escrito por angela ogunjimi | Traducido por ana laura nafarrate