Diferencias entre el aceite de oliva y el aceite de pepitas de uva

Todas las grasas y aceites son una mezcla de ácidos grasos; no obstante, las grasas sólidas, como la mantequilla y la margarina, contienen más grasas que elevan el nivel de colesterol en sangre, en especial las grasas saturadas o grasas trans, que los aceites. El aceite de oliva y el de pepitas de uva son aceites de cocina, ampliamente disponibles ricos en ácidos grasos insaturados, las grasas asociadas con los beneficios a la salud si se consumen con moderación. Aunque los aceites no son un grupo de alimentos, proporcionan algunos ácidos grasos esenciales y nutrientes que son necesarios para la salud. Por lo tanto, están incluidos en las recomendaciones dietarias para los estadounidenses del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

Elevadas calorías

Todos los aceites y grasas son ricos en nutrientes, lo que significa que proporcionan muchos nutrientes, y en particular grasas y calorías, por porción. Tanto el aceite de oliva como el de pepitas de uva contienen aproximadamente 120 calorías por cucharada. Por lo tanto, la cantidad de aceite consumida debe ser considerada en el contexto del total de calorías consumidas para el control del peso. Medir la cantidad de aceite usado durante la preparación de los alimentos y la cocción, es igualmente importante para ambos aceites.

Descomposición de grasas

El aceite de oliva y el de pepitas de uva contienen la misma cantidad de grasa total, 13,6 gramos por cucharada. Ambos aceites proporcionan aproximadamente 1,5 gramos de grasas saturadas y 12,1 gramos de grasas insaturadas. Se diferencian en las clases de grasas insaturadas que contienen. Las grasas insaturadas del aceite de oliva proviene principalmente de los ácidos grasos monoinsaturados. Ambos tipos de ácidos grasos insaturados están asociados con una mejor salud, por lo que la mayoría de tu grasa dietaria debería provenir de aceites saludables, en oposición a las grasas sólidas.

Otros nutrientes

Debido a que el aceite de oliva y de pepitas de uva son derivados de plantas, ninguno contiene colesterol. Ambos proporcionan vitamina E, que ayuda a mejorar tu sistema inmune y protege contra el daño celular. Cada cucharada de aceite de pepitas de uva contiene 3.9 miligramos de vitamina E, alrededor de un tercio del requerimiento diario para los adultos, que es dos veces la cantidad en una cucharada de aceite de oliva. El aceite de oliva tiene 8,1 microgramos de vitamina K, un nutriente importante para la coagulación de la sangre, en cada cucharada, pero el de pepitas de uva no la tiene. El consumo adecuado de vitamina K es de 90 microgramos para las mujeres adultas y 120 microgramos para los hombres adultos.

Diferencias de sabor

El aceite de oliva y el de pepitas de uva tienen diferentes sabores, y esto puede determinar la forma en que los usas. El aceite de pepitas de uva es suave y una buena opción para cocinar alimentos con sabores sutiles, como base para aliños de ensaladas o para hornear. El aceite de oliva tiene un sabor muy distintivo que puede variar ampliamente dependiendo de cuán refinado sea. Los aceites sin refinar tienden a tener sabor a y aroma más fuertes. Aunque ambos aceites tienen altos puntos de humeo, de más de 320 grados Fahrenheit (160 grados Celsius), y se pueden usar para alimentos horneados, salteados y fritos, el de pepitas de uva puede ser una mejor opción debido a su sabor suave. Por otro lado, el aceite de oliva es ideal para mojar el pan, debido a su sabor fuerte. Cuando escojas aceites, la decisión realmente depende de tus preferencias personales.

Más galerías de fotos



Escrito por tricia psota | Traducido por maria eugenia gonzalez