¿Cuál es la diferencia entre la vitamina B6 y la vitamina B12?

La vitamina B-6 y vitamina B-12 son los principales miembros de la familia de la vitamina B, pero no son idénticos en sus beneficios para el cuerpo o en la forma en que el cuerpo los procesa. Si bien a menudo se toman en combinación en forma de suplementos del complejo B, que se pueden tomar de forma independiente y tienen diferentes fuentes naturales. Las diferencias entre ellas son importantes para entender a utilizarlas de manera óptima para mejorar potencialmente tu salud.

Almacenamiento en el cuerpo

El cuerpo almacena B-6 y B-12 en el hígado, pero la deficiencia de B-12 es más común, de acuerdo con Linus Pauling Institute. Una deficiencia de vitamina B-12 puede resultar debido a que el cuerpo tiene dificultades para absorber la vitamina B-12 de la dieta, especialmente a medida que se envejece, haciendo la deficiencia más común en personas de edad avanzada que han agotado sus reservas de vitamina existentes sin poder reponerlas.

Composición química

La vitamina B-12 tiene una estructura singular compartida por ninguna otra vitamina, señala Linus Pauling Institute. Contiene el raro elemento cobalto, por lo que es la única vitamina que tiene un ion metálico en su sistema. En contraste, las tres formas más comunes de la vitamina B-6 se basan en piridoxina, piridoxal y piridoxamina. Ambas vitaminas son solubles en agua y se metabolizan en el hígado.

Salud mental

Las vitaminas B-6 y B-12 desempeñan papeles diferentes en la salud mental. La vitamina B-6 es esencial para la síntesis de neurotransmisores y afecta los niveles del cerebro del estado de ánimo, el control de los neurotransmisores serotonina y la dopamina, de acuerdo con Office of Dietary Supplements. Por otro lado, la vitamina B-12 está relacionada con la memoria, los bajos niveles de B-12 están asociados tanto a la demencia y la enfermedad de Alzheimer. La suplementación de B-12 para las personas con demencia ha mostrado ser prometedora para reducir los síntomas, aunque el suplemento no es una cura, informa Linus Pauling Institute.

Peligro para el cuerpo

La vitamina B-12 y la vitamina B-6 plantean diferentes factores de riesgo para el cuerpo. La vitamina B-6 está diseñada para ser tomada en dosis de 1,3 mg por día a lo largo de la mayor parte de la vida, con un límite superior de 100 mg por día. Si se supera este límite superior puede resultar en daño a los nervios, especialmente en los brazos y las piernas, señala Office of Dietary Supplements. El daño es reversible si se reducen los niveles de vitamina B-6. Por otra parte, el Instituto Linus Pauling señala que la vitamina B-12 no tiene límite superior en su lugar y tomar altas dosis no causa efectos secundarios conocidos, a menos que haya una sensibilidad pre-existente a la B-12.

Más galerías de fotos



Escrito por jamie simpson | Traducido por mayra cabrera