La diferencia entre sartenes para asar y platos para hornear

Las sartenes para asar y los platos para hornear son dos tipos de utensilios de cocina cercanamente relacionados. A menudo pueden ser intercambiados, cada uno realizando la función del otro. La diferencia entre los dos métodos es más una cuestión de costumbres y tradición y no una cuestión física. Sin embargo, es posible trazar algunas generalidades.

Típica sartén para asar

Los jugos y proteínas de tus carnes asadas se cocinan en la sartén (y son difíciles de quitar) así que las sartenes para asar están hechas de materiales duraderas que soporten ser fregadas. Generalmente están hechas de aluminio u otro metal, aunque el vidrio y cerámica también son usados. Están diseñadas para sostener pavos y otras piezas grandes de carne asada, así que la mayoría de sartenes para asar tienen lados de 2 1/2 a 3 pulgadas de alto para contener los jugos de la comida. Muchas sartenes para asar tienen una abolladura en el fondo, o incluyen una rejilla, para mantener la carne asada arriba de los jugos sobre los que se cocina.

Típico plato para hornear

Los platos para hornear son más flexibles en tamaño y forma que las sartenes para asar. Generalmente están hechos de vidrio o cerámica, aunque el hierro forjado esmaltado y otros materiales también son usados. Los platos para hornear pueden ser redondos, cuadrados u oblongos, llanos o profundos, pero la mayoría tiene lados de sólo 1 o 2 pulgadas de alto. Muchos vienen con una tapa, apropiada para usarse en el horno o en el refrigerador.

Diferencias

Las sartenes para asar varían ampliamente en tamaño, pero incluso una pequeña puede acomodar un asado lo suficientemente grande para alimentar a una familia pequeña, o puede sostener uno o dos pollos. Los platos para hornear tienden a ser más pequeños, porque incluso las cacerolas grandes son más pequeñas que un pavo de tamaño completo. Las sartenes para asar a menudo incluyen una rejilla, mientras que los platos para hornear no. Los platos para hornear son más propensos a venir con una tapa. Las sartenes para asar también son más propensas a tener una cobertura antiadherente, ya sea de esmalte o de un polímero moderno.

Usos

El uso principal de una sartén para asar es el de asar alimentos. Sin embargo, nada impide que una sea usada como un plato muy grande para hornear en la preparación un gran pastel, cazuela o guarnición. Si tu sartén no venía con una tapa, puede improvisarse una con papel aluminio. Los platos para hornear tienen un rango más grande de usos; pueden servir como pequeños moldes individuales para crème brulee o contenedores para cacerolas más grandes. Típicamente se calientan más rápido que las sartenes de metal, y mantienen mejor el calor, así que a veces es necesario ajustar la temperatura del horno. Un plato para hornear también puede ser usado para asar.

Más galerías de fotos



Escrito por fred decker | Traducido por gabriel guevara