¿Cuál es la diferencia entre hornallas a gas y a propano?

El gas natural y el propano son ambos combustibles gaseosos ampliamente utilizados en la cocina y la calefacción. En la mayor parte del mundo, el gas natural se distribuye a través de una red de tuberías centralizada (local, nacional e incluso internacional), mientras que el propano casi siempre se vende en tanques de diferentes tamaños. Tanto el propano y el gas natural son combustibles de cocina de alta eficiencia, y las estufas se pueden ajustar fácilmente para utilizar cualquiera de ellas.

Propiedades del gas natural

El gas natural consiste principalmente en metano y, a veces incluye pequeñas cantidades de propano, butano y otros gases, por lo general antes de la refinación. El gas natural se transporta a las casas y edificios en tuberías subterráneas de servicios públicos, y permanece en estado gaseoso desde su producción hasta el final a la hornalla o horno. La única excepción se produce con gas natural licuado (GNL) a los barcos cisterna, que utilizan temperaturas extremadamente bajas y altas presiones para el transporte de gas natural en estado líquido.

Propiedades del propano

El propano se encuentra a menudo con, o cerca de gas natural. El propano es un destilado de petróleo y se refiere a veces como gas licuado de petróleo (GLP). A diferencia del gas natural, el propano es fácilmente almacenable como un líquido a temperatura ambiente mientras que se mantiene bajo presión. Esto hace que sea altamente transportable y disponible en una variedad de tamaños de tanque, que van desde tamaño de mano a tamaño para edificio. Modelo de distribución masiva de propano es menos avanzada que la de gas natural. Tuberías de propano generalmente sirven sólo los polígonos industriales, con la mayoría de los residentes de recoger propano por el tanque o conseguir repuestos en camión.

Hornallas a gas

Las hornallas a gas natural y los hornos se encuentran principalmente en el interior como aparatos centrales en cocinas residenciales, y también son populares en restaurantes. Tales hornallas a menudo incluyen controles digitales y temporizadores. Reciben gas del sistema de utilidad de tubería.

Hornallas a propano

La mayoría de las hornallas a gas propano se construyen para el uso al aire libre, ya sea como parrillas o cocinas portátiles. Recientemente, sin embargo, los principales fabricantes de electrodomésticos como Electrolux y Fisher & Paykel han estado produciendo rangos y hornallas a gas propano en interiores, a veces incluyendo controles digitales avanzados como sus homólogos de gas natural. Estas hornallas funcionan esencialmente idéntica a las gamas de interior del gas natural, pero reciben su combustible desde los tanques de propano al aire libre.

Conversión

Dado que el gas natural y el propano se queman con propiedades similares, y porque el propano está en forma gaseosa desde el momento en que sale del tanque, los dos tipos de hornallas son a veces capaces de utilizar el combustible opuesto después de un proceso de conversión. El propano en tanque normalmente entra en una hornalla a aproximadamente el doble de la presión que la tubería de gas natural, por lo que el proceso de conversión establece la hornallla para gestionar adecuadamente la presión de su nuevo combustible. Esto se hace mediante la sustitución y ajuste de una pieza llamada orificio, y haciendo ajustes en cada quemador. Antes de hacer una conversión, primero debes verificar con el fabricante o con un técnico que tu modelo de hornalla puede utilizar con seguridad el otro combustible.

Seguridad

Ambas cocinas de gas natural y propano pueden producir vapores de monóxido de carbono (CO) y todas las hornallas de interior necesitan ser revisadas ​​regularmente por un profesional. Las hornallas de propano han sido causa frecuente de envenenamiento de CO cuando se usan en interiores o en lugares mal ventilados.

Más galerías de fotos



Escrito por aaron zvi | Traducido por blas isaguirres