¿Qué diferencia hay entre las cerezas marrasquino y las cerezas acarameladas?

Esas cerezas marrasquino de color rojo brillante que decoran la parte superior de tu helado comenzaron siendo un postre de la realeza. De niño las comías sin pensarlo dos veces. Ahora puede que las mires con intriga, preguntándote si son cerezas reales, especialmente aquellos trozos de cerezas acarameladas en los pasteles de fruta.

Una colorida historia


Cerezas agrias.

Siglos atrás, en la región adriática, las agrias cerezas de marasca eran preservadas con licores para ser dadas a la realeza y a los ricos. Este producto logró llegar a las organizaciones estadounidenses de la alta sociedad en los años 1800. La prohibición colocó un cese en el licor utilizado para producir estas cerezas, haciendo que se tendiera a utilizar salmuera para producirlas, quedando así encurtidas. Este método más moderno aseguró un sustentable suministro de dulces y rojas cerezas marrasquino para todos.

Cerezas marrasquino


Cerezas Rainier.

Las cerezas marrasquino son fabricadas con distintas variedades de cerezas dulces y amargas, como las Royal Ann y las Rainier. Luego de ser sumergidas en salmuera para preservar y hacer que queden más frescas, son descarozadas y enjuagadas, luego son endulzadas con jarabe. El color rojo brillante proviene de colorante para alimentos. El clásico sabor de las cerezas marrasquino es principalmente extracto de almendras, mientras que la variedad verde suele tener menta. La mayor parte de las cerezas marrasquino acaban como guarnición en helados y pasteles, o en cócteles.

Cerezas acarameladas


Cerezas acarameladas.

Las cerezas acarameladas, también llamadas glaseadas, son esencialmente cerezas marrasquino que han sido procesadas más aún cocinándolas en un jarabe. Esto les da una textura y dulzura más intensa, similar al de otras frutas acarameladas, como las cáscaras de naranja o la piña (pineapple). Si bien las cerezas acarameladas están disponibles durante todo el año, hacen una aparición especial en las bandejas de dulces navideños y en los pasteles de fruta.

La cereza del postre


Sumerge cerezas frescas.

Con un contenido de azúcar de casi tres veces que el de una cereza común, las cerezas marrasquino fueron creadas como postre. En cuanto a las cerezas acarameladas, tienen casi seis veces el contenido de azúcar de una cereza normal. Al igual que las pasas de uva, estos dulces tienen algunos aspectos nutricionales positivos. En un reporte emitido por la National Cherry Growers and Industries Foundation, la consejera de nutrición y alimento Roberta L. Duyff, reporta que las cerezas contienen una variedad de antioxidantes, incluyendo antocianina, así como quercetina, un flavonoide que puede aumentar con el procesamiento. Para probar una versión más saludable, sumerge las cerezas durante varias semanas en licor marrasquino o en un jarabe con menos azúcar y colorantes.

Más galerías de fotos



Escrito por steve hamilton | Traducido por andrés marino ruiz