¿Cuál es la diferencia entre el fútbol de América Latina y Europa?

Más de un siglo de fútbol competitivo mundial han dado forma a las diferencias percibidas entre los estilos de fútbol de América Latina y Europa. Algunas de estas diferencias generalmente aceptadas casi se han convertido en estereotipos, sobreviviendo a pesar de la naturaleza continuamente cambiante del juego moderno. Sin embargo, las filosofías básicas de fútbol difieren entre las regiones culturales, y tanto Europa como América Latina tienen sus propios estilos fundamentales.

Estilo de juego

Los equipos latinoamericanos tradicionalmente juegan un estilo de fútbol abierto. El estilo de juego es fluido y la concentración está en el ataque. En comparación, la visión general del juego europeo es uno de una mayor disciplina y menos libertad de expresión. Las tácticas europeas tienden a concentrarse en negar el espacio para moverse al rival, resultando en un enfoque más estricto y cauteloso. Estas son descripciones generales, y unas que el fútbol moderno quizás está erosionando. El siglo XXI ha visto a equipos latinoamericanos como Brasil y Argentina ajustar su juego defensivo, a menudo a expensas del fútbol verdaderamente abierto. Por el contrario, la selección alemana, alguna vez conocido por su eficiencia rígida, exhibió un estilo de fútbol abierto y ofensivo durante la Copa del Mundo de 2010.

Técnica

Los futbolistas latinoamericanos son reconocidos por sus habilidades técnicas. Ellos tienen confianza con el balón en sus pies y están dispuestos a pasar a los defensores rivales uno a uno. Ellos mueven la pelota de manera espontánea y con muchas jugadas basadas ​​en lo individual. El fútbol europeo no hace hincapié en la individualidad de tal manera. Los entrenadores se concentran en el juego en equipo y fomentan el pase directo entre los jugadores en lugar de los trucos técnicos. Las excepciones obvias a esa regla general incluyen a España, por ejemplo, que ganó la Copa del Mundo de 2010 con una exhibición ostentosa de fútbol técnico.

Talento

En algún lugar entre la capacidad técnica está el talento natural, algo que los jugadores latinoamericanos poseen en abundancia. Los brasileños son los reyes del estilo, y su pasión por hacer lo inesperado parece haberse extendido por toda la región latinoamericana. Pelé, Maradona, Ronaldo, Ronaldinho y Lionel Messi son sólo algunos nombres de una larga lista de hombres del espectáculo de América Latina. Europa también ha producido una buena cantidad de jugadores con talento como Zinedine Zidane y Cristiano Ronaldo, pero la mayoría de los aficionados y los expertos todavía ven a América Latina como el hogar del fútbol vistoso.

Porteros

Algunos de los mejores porteros de todos los tiempos han venido de América Latina. Ubaldo Fillol y Amadeo Carrizo desde Argentina, Gilmar de Brasil y José Luis Chilavert de Paraguay, son ejemplos notables. Sin embargo, los porteros de América Latina tienen una reputación de excentricidad y desconfianza, gracias sobre todo a algunas actuaciones lamentables de porteros latinoamericanos en las competiciones de la Copa del Mundo. En cuanto a la excentricidad, ninguno puede competir con el ex portero internacional colombiano Rene "El Loco" Higuita. Higuita era conocido por regatear el balón hacia arriba del terreno de juego, marcar goles de tiros libres y, lo más famoso, la atajada de la patada de escorpión. A pesar de ser un jugador muy popular y entretenido, sus travesuras no ayudaron a restaurar la reputación global de los porteros de América Latina.

Más galerías de fotos



Escrito por anthony grahame | Traducido por mariano abrach