¿Cuál es la diferencia entre el ejercicio aeróbico y anaeróbico?

Es posible que tengas en cuenta que deberías tomarte un tiempo de tu agenda ocupada para hacer ejercicios todas las semanas, pero lo que no sabes es cuánto tiempo deberías pasar haciendo ejercicios aeróbicos o anaeróbicos. Conocer qué tipo de actividad física es aeróbica o anaeróbica puede hacer toda la diferencia entre tu salud a largo plazo y cuánto tiempo deberás pasar en el elíptico o levantando pesas. Siempre consulta a tu médico antes de comenzar cualquier régimen de ejercicio.

Ejercicio aeróbico

El ejercicio aeróbico es cualquier actividad en la que utilizas tus brazos y piernas para mover tu cuerpo. Tus músculos se utilizan siguiendo un ritmo continuo o movimientos repetitivos (generalmente fáciles de hacer) aumentando tu ritmo cardíaco y respiración, a la vez que construyes tu resistencia física. "Aeróbico" significa "con oxígeno". El ejercicio aeróbico utiliza oxígeno para quemar grasas y carbohidratos, produciendo energía.

Grupos de ejercicio aeróbico

La Amerigan College of Sports Medicine divide el ejercicio aeróbico en tres grupos, definidos por demandas diferentes de actividad física. El primer grupo se define como actividades físicas fáciles como caminar, trotar, andar en bicicleta y subir escalones. El segundo grupo incluye ejercicio intenso a moderado como clases de baile, excursionismo, natación y subir bancos. El tercer grupo cubre ejercicio intenso y vigoroso implicado en deportes calificados como baloncesto, tenis o voleibol.

Ejercicio anaeróbico

El ejercicio anaeróbico está dirigido a tus músculos individuales. Como no saltas ni mueves todo el cuerpo, este tipo de ejercicio no requiere oxígeno y sólo quema carbohidratos. El ejercicio anaeróbico construye masa muscular a través de ráfagas cortas de actividad vigorosa como levantamiento de pesas o realizar flexiones (push ups) a altos niveles de intensidad. Este tipo de ejercicio construye tu músculo esquelético, aumentando tus niveles generales de poder y fuerza a través de ejercicios de peso y resistencia, utilizando la gravedad y el peso de tu propio cuerpo o máquinas.

Beneficios del ejercicio aeróbico

El ejercicio aeróbico puede fortalecer tu corazón y reducir tu ritmo cardíaco de descanso, mientras aumenta el número de glóbulos rojos que ayudan a distribuir el oxígeno por todo tu cuerpo. También ayuda a perder peso si lo combinas con una dieta saludable, con calorías controladas. El ejercicio aeróbico también puede reducir potencialmente tus posibilidades de desarrollar enfermedades cardíacas, derrames, hipertensión, diabetes y algunas formas de cáncer; y puede mejorar tu sistema inmunológico y la estamina. Los resultados varían según el individuo y, nuevamente, consulta a tu médico para que te ayude a determinar la mejor dieta y plan de ejercicio para tu situación particular.

Beneficios del ejercicio anaeróbico

El ejercicio anaeróbico puede fortalecer tus huesos, disminuyendo tus riesgos de desarrollar osteoporosis. También puede mejorar la fortaleza de tus tendones y ligamentos, mientras que también mejora la función de las articulaciones. Puede reducir el riesgo de potenciales lesiones y mejorar tu función cardíaca. Finalmente, el ejercicio anaeróbico puede elevar tus niveles de colesterol bueno (HDL). Nuevamente, estos beneficios se consiguen con una combinación de una dieta saludable y los resultados varían según el individuo.

Más galerías de fotos



Escrito por steven lowis | Traducido por aldana avale