¿Cómo saber la diferencia del síndrome del túnel carpiano y la artritis reumatoide

Muchas enfermedades diferentes causan dolor en los dedos y la mano. El síndrome del túnel carpiano y la artritis reumatoide son enfermedades comunes que afectan a tus manos pero son condiciones claramente diferentes. Consulta con tu médico para obtener un diagnóstico preciso si tienes dolor, hinchazón o cosquilleo en las manos o los dedos que dure más de unos pocos días o que afecte tu capacidad de usar las manos.

Síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano es causado por la presión sobre el nervio mediano, el cual se encuentra en la base de la palma de tu mano. Este nervio viaja a través de un pequeño túnel, junto con 9 tendones que mueven los dedos y el pulgar. El túnel carpiano está formado por pequeños huesos de la muñeca y un ligamento que forma un "techo" sobre el túnel. El nervio mediano da sensación a los dedos pulgar, índice, medio y la mitad del dedo anular. También suministra los músculos que mueven los dedos y el pulgar. Este síndrome causa dolor, hormigueo y entumecimiento posiblemente en estos dedos. Con el tiempo, puede desarrollar debilidad en los músculos suministrados por este nervio. La inflamación no es un síntoma común.

La artritis reumatoide

La artritis reumatoide ocurre cuando el sistema inmunitario ataca por error las articulaciones sanas en todo el cuerpo. Esta enfermedad suele afectar las articulaciones de las manos y los dedos. Los síntomas comunes incluyen dolor, rigidez, hinchazón de las articulaciones, enrojecimiento y calor en las zonas afectadas. A diferencia del síndrome del túnel carpiano, la artritis reumatoide afecta a todos los dedos y no suele causar hormigueo o entumecimiento.

Comparación

El síndrome del túnel carpiano es comúnmente causado por el uso repetitivo de los tendones que flexionan los dedos y la muñeca o al mantener las muñecas en posiciones incómodas (totalmente inclinada hacia delante o hacia atrás) durante largos períodos de tiempo. Esta condición también puede ser causada por el uso frecuente de herramientas que vibran. En raras ocasiones, el síndrome del túnel carpiano se desarrolla debido a un traumatismo directo en la muñeca. Los síntomas de esta condición se desarrollan con el tiempo, a menudo en una mano. Inicialmente, puedes sentir dolor ocasional o cosquilleo en uno de los dedos afectados, sobre todo por la noche cuando la muñeca está en la misma posición durante un largo período. A medida que la condición empeora, los síntomas se hacen más frecuentes. Los síntomas de la artritis reumatoide, por el contrario, a menudo afectan a ambas manos de manera simultánea. La rigidez se desarrolla en los dedos desde el principio con esta condición, y es particularmente notable a primera hora de la mañana. La gravedad de otros síntomas varía en función del nivel de inflamación en las articulaciones y es diferente para cada persona. Sin embargo, la deformidad progresiva de las articulaciones de la muñeca y de los dedo no es poco común con la artritis reumatoide. Dado a que es una enfermedad del sistema inmune, todo el cuerpo se ve afectado por la enfermedad. Otros síntomas pueden incluir fatiga, pérdida de apetito y dolor del cuerpo.

Diagnóstco del síndrome del túnel carpiano

El síndrome del túnel carpiano se diagnostica normalmente basándose en los síntomas y los resultados de los exámenes físicos. Los síntomas aumentan cuando la muñeca se dobla en posiciones extremas (por lo general hacia adelante pero a veces hacia atrás también). Para poner a prueba el síndrome del túnel carpiano, la muñeca se coloca en una posición totalmente doblada por un minuto y se monitorea el dolor, el entumecimiento u hormigueo en los dedos. Los médicos también tocan sobre el nervio mediano en la muñeca para ver si presentan síntomas. La electromiografía (corriente eléctrica administrada con pequeñas agujas a lo largo de la trayectoria del nervio mediano) se utiliza a menudo para medir la intensidad de la señal para evaluar la gravedad del síndrome. El ultrasonido se utiliza a veces para buscar inflamación o agrandamiento del nervio mediano.

Diagnóstico de la artritis reumatoide

La artritis reumatoide se sospecha por los síntomas de dolor en las articulaciones, enrojecimiento, calor, hinchazón y rigidez. A diferencia del síndrome del túnel carpiano, la artritis reumatoide no se diagnostica basándose en los síntomas clínicos solamente. Se realizan análisis de sangre para medir los niveles de proteínas llamadas anticuerpos en la sangre. Los niveles anormales de un anticuerpo específico (anticuerpo citrulinado péptido anticíclico) están a menudo presentes con la artritis reumatoide ya que la enfermedad ataca por error a los tejidos de las articulaciones sanas. La artritis reumatoide también causa protuberancias firmes llamadas nódulos que se forman en las zonas óseas del cuerpo, incluyendo las articulaciones de los dedos. Los rayos X se utilizan a menudo para determinar la cantidad de daño articular presente.

Tratamiento

El síndrome del túnel carpiano se trata primero de forma conservadora con reposo y evitar actividades que empeoren los síntomas. La terapia física u ocupacional a menudo se prescribe para esta enfermedad. Los tratamientos incluyen entablillar la muñeca en una posición recta, ultrasonido, masaje, ejercicios de rango de movimiento y de fortalecimiento. La compresión nerviosa grave puede requerir cirugía. Una pequeña incisión se hace a través del túnel y el "techo" del túnel se corta para aliviar la presión sobre el nervio. La artritis reumatoide es tratada médicamente con medicamentos antiinflamatorios como el naproxeno (Aleve) y el ibuprofeno (Advil). Los esteroides como la prednisona se prescriben a veces para tratar los síntomas de esta afección. Los medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad como el metotrexato (Rheumatrex, Trexall) se utilizan a veces para retardar el proceso de la enfermedad. Los síntomas de la artritis reumatoide también se tratan con reposo y evitando actividades agravantes. Los tratamientos de terapia física u ocupacional son comúnmente prescritas para la artritis reumatoide, incluyendo el calor o la cera de parafina para aumentar el flujo de sangre, ejercicios para disminuir la rigidez y mejorar el movimiento, e incluye la educación en la modificación de la actividad para que las tareas diarias sean más fáciles.

Más galerías de fotos



Escrito por aubrey bailey | Traducido por mary gomez