La diferencia entre las costillas de res y las costillas cortas

El mundo de las costillas puede ser confuso. Los cortes comunes se etiquetan a menudo de forma diferente en función de la tienda de comestibles y la zona del país: las chuletas de cerdo son un ejemplo. Las costillas de carne de res se conocen con más precisión como costillas de espalda de ternera. Estas han sido tomadas de la sección de la costilla de la vaca y son las costillas largas a menudo asociadas con costillas de ternera a la brasa. Las costillas, sin embargo, son costillas de carne tomadas de la placa cortada. Las dos requieren diferentes métodos de cocción. Mientras que las costillas de espalda pueden prepararse en estofado, asadas a la parrilla o en rostizadas, las costillas cortas son mejores en estofados: pueden ser a la parrilla, pero sólo después de un estofado inicial. Ambos tipos de costillas son fuentes de nutrientes esenciales como proteínas, vitaminas y minerales, pero las costillas de la espalda, son una opción más grasosa y menos saludables.

Las costillas con mayor grasa

Una porción de 3 onzas de carne de costillas cocidas contiene aproximadamente 204 calorías y 11,8 gramos de grasa total, mientras que una porción de 3 onzas de carne de costillas de lomo cocidas tiene 254 calorías y 17,4 gramos de grasa. Las costillas del lomo contienen ligeramente más grasa saturada por porción -6,9 gramos en comparación con los 5,5 gramos de costillas- a pesar de que tienen alrededor de 10 miligramos menos de colesterol que las costillas cortas en cada 3 oz. Utilizar las costillas puede ser una opción baja en grasa, pero tampoco el corte se considera pobre. Para incluirlas en una dieta equilibrada, disfruta de las costillas con moderación y sólo de vez en cuando.

Contenido similar de proteínas

Las costillas proporcionan 24,5 gramos de proteína en cada porción de 3 onzas. Esta cantidad suministra el 43 por ciento de la ingesta diaria recomendada de un hombre adulto saludable de proteínas, y el 53 por ciento del requerimiento diario de proteínas de una mujer. Las costillas de lomo tienen casi la misma cantidad de proteínas por porción: aproximadamente 24,1 gramos de 3 oz. Harvard School of Public Health advierte que debes consumir carnes rojas como la res no más de dos veces a la semana para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes y cáncer.

Una fuente excelente de vitamina B

Mientras que las costillas y las costillas de lomo contienen vitamina B-12, vitamina B-6, niacina, riboflavina y tiamina, los dos cortes tienen una cantidad de nutrientes diferentes. Las costillas son especialmente ricas en vitamina B-12. Con 3,3 microgramos por porción de 3 onzas, estas costillas cumplen más de 100 por ciento de los 2,4 microgramos de cantidad diaria recomendada de un nutriente para los hombres y mujeres sanos. Los adultos deben tener 1,3 miligramos de vitamina B-6 al día. Una porción de 3 onzas de costillas cocidas contiene 0,5 miligramos de la vitamina B-6, o 38 por ciento de la ingesta diaria necesaria de vitamina B-6 para un adulto.

Las costillas son una mejor opción en cuanto a minerales

Las costillas de lomo y las costillas cortas son fuentes de una amplia variedad de minerales, incluyendo magnesio, hierro, potasio, fósforo y cobre. Las costillas, sin embargo, contienen alrededor de 28 microgramos de selenio en cada porción de 3 onzas, o 49 por ciento de la cantidad necesaria de un adulto del mineral por día, mientras que las costillas de lomo tienen 24 microgramos. También son una fuente superior de zinc. Cada porción de 3 onzas de costillas cocidas tiene 10 miligramos de zinc -más del 100 por ciento de la dosis diaria recomendada para las mujeres y casi tanto para los hombres- mientras que las costillas de lomo tienen sólo 5,1 miligramos por porción.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kerns | Traducido por mariana perez