Diferencia entre comedones y lunares

Los lunares y los comedones son condiciones comunes de la piel, pero tienen características bien diferenciadas. Los comedones son una forma de acné. Surgen en los poros de la piel. Los lunares son áreas elevadas o planas que tienen una apariencia diferente de la piel que los rodea. Un comedón podría parecerse a un lunar pequeño y oscuro y vice versa.

Causa y ubicación

Los comedones se forman cuando el aceite y las células muertas de la piel bloquean los poros. Un pigmento llamado melanina le da a los comedones su característico color oscuro. Se los encuentra generalmente en el rostro, la espalda, el pecho, el cuello, los hombros, los brazos y las nalgas, los lugares del cuerpo con mayor cantidad de glándulas sebáceas. Los lunares son crecimientos o decoloraciones de la piel que generalmente aparecen durante la niñez y los primeros años de la adultez. Por lo general son redondos y pueden ser planos o ligeramente elevados. El color varía, pero la mayoría son de marrón a negros. A diferencia de los comedones, los lunares pueden formarse en cualquier lugar del cuerpo, incluso debajo de una uña.

Apariición y desaparición

Los comedones son muy pequeños, como granos minúsculos que están dentro de un poro de la piel. Los lunares generalmente son mucho más grandes y no tienen el aspecto perfectamente redondo que tienen los comedones. Si bien los comedones testarudos puede persistir durante semanas, los lunares duran toda la vida, aunque pueden comenzar a desaparecer hacia fines de la adultez.

Advertencia

Si bien la mayoría de los lunares no son cancerosos, es importante que tu médico controle los lunares nuevos. Si desarrollas un nuevo lunar oscuro en tu piel que crece rápidamente, te pica o sangre, ve de inmediato al médico.

Más galerías de fotos



Escrito por sheri kay | Traducido por irene cudich