¿Cuál es la diferencia entre calor seco y húmedo para los músculos adoloridos?

Tanto el calor seco como el húmedo pueden aliviar el dolor muscular, algunas personas prefieren un método sobre el otro. Muchos experimentan más alivio inmediato con calor húmedo, pero el calor seco generalmente dura más y ofrece una mayor conveniencia. Decidir entre los dos muchas veces es una cuestión de preferencia personal. Conocer las ventajas y desventajas de ambas opciones puede ayudarte a decidir cuál utilizar.

Diferencias básicas

Las fuentes de calor seco eliminan la humectación de la piel mientras que las fuentes de calor húmedo no lo hacen. Según la explicación de Vert Mooney, MD, en su sitio web Spine Health , usar calor seco puede deshidratar la piel. Las fuentes de calor seco normalmente son más convenientes al aplicarse y muchas personas creen que es más fácil mantener la cantidad de calor por un periodo extendido de tiempo con calor seco. Algunas personas prefieren calor húmedo, creyendo que la humedad ayuda que el calor penetre los músculos.

Ejemplos de calor húmedo

Los ejemplos más comunes incluyen botellas de agua caliente, baños calientes, y paquetes de gel caliente húmedo. Un baño caliente te otorga una fuente de calor envolvente que alivia el dolor muscular y relaja los músculos del cuerpo que están tensos en respuesta a la fuente del dolor. Un baño caliente en una tina de hidromasaje ayuda aún más. Las botellas de agua caliente o empaques de gel pueden mantener la temperatura hasta por 30 minutos y la portabilidad de estas fuentes es conveniente. El Merck Manual aconseja tener cuidado de no quemarse con empaques calientes y nunca aplicarlos directamente sobre la piel, una capa de tela de algodón siempre debe separar el empaque de tu piel.

Ejemplos de calor seco

Las formas comunes de calor seco incluyen cojines eléctricos y parches de calor. A diferencia de las fuentes de calor húmedo, los cojines eléctricos mantienen un nivel de calor consistente. Algunos se apagan automáticamente después de cierto tiempo, pero típicamente puedes prenderlos otra vez si esto sucede. Los parches de calor no se conectan a la pared y por lo tanto son portables y convenientes. Estos parches se adhieren a la ropa colocándose directamente contra la piel, el nivel de calor es bajo pero relativamente constante y puede durar hasta ocho horas.

Precauciones generales

Si la zona alrededor del músculo adolorido se ve hinchada o con moretones, el hielo puede reducir la inflamación en vez del calor. Siempre debes monitorear el área que estás tratando, ya sea mediante calor húmedo o seco. Si el área se sobrecalienta, la fuente de calor debe retirarse de inmediato antes de que cause una quemadura. La gente con dermatitis, diabetes, enfermedades cardiacas, enfermedades del hígado, desórdenes del riñón o falta de sensibilidad en la piel debe consultar a un médico antes de utilizar cualquier tratamiento de calor.

Más galerías de fotos



Escrito por caitlynn lowe | Traducido por mariana groning