La diferencia entre asar y asar a la parrilla

Asar y asar a la parrilla son métodos de cocción muy parecidos, cada uno usando calor seco indirecto para cocinar los alimentos. Ambos métodos son ampliamente utilizados por los comensales preocupados por su salud, ya que hacen que eliminan la grasa de los alimentos mientras se cocinan y no se debe añadir nada. A pesar de estas similitudes, existen profundas diferencias entre los dos métodos de cocción.

Fuego seco indirecto


Hay diferentes tipos de calor cuando se cocina.

Los cocineros profesionales categorizan todos los métodos de cocción como métodos de "calor seco" o métodos de "calor húmedo". Cocinar al calor seco, como su nombre lo indica, se lleva a cabo en ausencia de líquido. Cocinar con calor húmedo requiere un líquido o vapor a base de agua. Los métodos de cocción de calor seco se pueden sevlasificar de varias maneras. Uno de ellos es dividirlos en métodos de calentamiento directo e indirecto. Cocinar en cacerola o saltear constituye un método de calor directo porque la comida está en contacto con la superficie de cocción. Asar y asar a la parrilla son de calor indirecto debido a que el calor es conducido a los alimentos a través del aire.

Asar


Asar puede dorar la carne tan bien como si se asa a la parrilla.

Tradicionalmente, asar significa cocina alimentos (por lo general) delante o sobre un fuego o lecho de brasas. En la práctica, dado que los rangos cerrados entraron en uso y las chimeneas abiertas se desvanecieron, el término llegó lentamente para abarcar las carnes cocinadas en el horno también. El horno es esencialmente sólo una caja aislada y el aire en el interior del horno se eleva a una temperatura predeterminada con el fin de transmitir calor a la comida. Comenzar o terminar un asado, a temperaturas de hasta 475 grados Fahrenheit (246 grados C), dora casi tan bien como como asar a la parrilla.

Asar a la parrilla


El asado a la parrilla se lleva a cabo sobre una llama de gas o carbón.

El asado a la parrilla se lleva a cabo sobre una llama de gas o carbón, dándole más en común con las tradicionales chimeneas que con las variedades de hornos modernos. En este caso, el alimento se coloca en una parrilla situada a pocos centímetros por encima del chorro de gas o carbones, donde el calor intenso cocina los alimentos rápidamente. Asar a la parrilla por lo general se considera un método de cocina sano y bajo en grasas, ya que elimina las grasas internas de un alimento durante el proceso de cocción.

Comparación


El asado a la parrilla es mejor para cortes finos.

Tanto asar y asar a la parrilla tienen fortalezas y debilidades. Asar a la parrilla produce superficies ricamente doradas, marcas de la parrilla atractivas y alimentos con menor contenido de grasa de lo que tenía por empezar. Sin embargo, la intensidad de calor que se utiliza hace que sea más adecuado para cortes finos como filetes, chuletas y cuartos de pollo. Asar también puede producir este nivel de pardeamiento, aunque no tan rápidamente. Asar también puede reducir el contenido de grasa, sobre todo si la bandeja para asar tiene un bastidor. El asado se hace a un ritmo más lento, por lo que es posible cocinar cortes grandes sin que se quemen en el exterior y queden crudos por dentro.

Más galerías de fotos



Escrito por fred decker | Traducido por juan ignacio ceviño