Dietas libres de trigo, gluten y azúcar

Las dietas libres de trigo, gluten y azúcar son seguidas por una variedad de razones, como medio para mejorar algún aspecto de la salud. Las dietas no son necesariamente seguidas con el único propósito de la pérdida de peso, sino que las otras razones pueden incluir sensibilidad a los alimentos, intolerancias alimentarias, alergias a los alimentos, gustos y preferencias personales, o para ciertas condiciones médicas. Cada tipo de dieta es diferente y viene con directrices específicas.

Dieta libre de trigo

Una dieta libre de trigo es una dieta en la no se consume nada de trigo, harina de trigo o productos a base de trigo. Una persona que sigue esta dieta puede tener una alergia, intolerancia o sensibilidad al trigo que podría estar causando dolor. Será necesario leer detenidamente los ingredientes en las etiquetas para asegurar de que no haya trigo en los productos. Los granos que todavía se permiten en una dieta libre de trigo incluyen la avena, la quinoa, el trigo sarraceno, el amaranto, el maíz, el centeno y la cebada. La lista de alimentos que potencialmente contienen trigo es grande debido a que desde hace mucho tiempo más alimentos se hacen con trigo que con cualquier otro grano, de acuerdo con el Consejo de Alimentos de trigo. Los alimentos que no se deben consumir en una dieta libre de trigo incluyen cualquier cosa hecha con harina blanca o de trigo y todo lo que contiene la palabra trigo, así como la salsa de soja, galletas, tartas, pasteles, pizzas, alimentos fritos y wontons.

Dieta libre de gluten

Una dieta libre de gluten elimina todos los alimentos que contienen la proteína llamada gluten. Las personas que tienen una alergia, intolerancia o sensibilidad al gluten pueden experimentar síntomas de disfunción neurológica, trastornos gastrointestinales, erupciones en la piel, problemas en las articulaciones y fatiga. Las personas que padecen la enfermedad celíaca no consumen gluten ya que daña el revestimiento del tracto gastrointestinal, lo que resulta en síntomas dolorosos y posibles deficiencias nutricionales debido a la falta de absorción de nutrientes. Una dieta libre de gluten elimina los alimentos que contienen gluten, como el trigo, el centeno, la cebada, la espelta, el kamut, la sémola, el pan integral de centeno, el triticale y el farro. La avena se permite en una dieta libre de gluten sólo si está etiquetada como un alimento sin gluten, según RD411.com. La contaminación cruzada es un problema con la avena y no se debe comer menos que estés seguro de que está libre de gluten.

Dieta libre de azúcar

Una dieta libre de azúcar elimina los alimentos que contienen azúcar blanca y harina blanca. Los diabéticos y personas que intentan bajar de peso pueden seguir una dieta libre de azúcar con el fin de limitar la ingesta de azúcares refinados, que tienen una tendencia a elevar el azúcar en sangre y los triglicéridos. Además, las dietas altas en azúcar refinada la almacenan en forma de grasa muy fácilmente. Una dieta completamente libre de azúcar es difícil de hacer ya que la mayoría de los alimentos contienen azúcar, pero la limitación o reducción de la harina y el azúcar refinada es el objetivo de la dieta.

Recomendación Dieta

Las dietas por lo general no se recomiendan si se recortan grupos enteros de alimentos, explica "Nutrición contemporánea" por Gordon Wardlaw. Las dietas sin trigo y las dietas libres de gluten son apropiadas, siempre y cuando los granos y fibra sean reemplazados por otros alimentos como para prevenir las deficiencias de nutrientes y mantener la ingesta de fibra. Consultar a un nutricionista es una buena idea la hora de emprender una dieta de cualquier tipo.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea johnson | Traducido por daniel cardona