Las dietas con muy bajas calorías y la ketosis

Las dietas muy bajas en calorías están diseñadas para que produzcan una ligera forma de ketosis, lo que significa que tu cuerpo pasa de usar primariamente los carbohidratos, a usar las grasas como fuente de energía. La relativa seguridad de la ketosis es un tópico de fuertes debates. En las dietas con muy bajas calorías, que son médicamente supervisadas, la ketosis se busca por un corto período de tiempo para que las personas que son extremadamente obesas pierdan peso rápidamente. No es algo que debas probar en casa si quieres bajar sólo una libras. Las dietas con muy bajas calorías y la ketosis para la gente que tiene sólo sobrepeso pueden ser peligrosas.

Las dietas con muy bajas calorías


Comida sana, baja en calorías.

Estas dietas, o VLCD (por su sigla en inglés), son programas médicos supervisados y diseñados para lograr una rápida pérdida de peso en la gente que tiene un sobrepeso peligroso o una obesidad mórbida. Generalmente involucra la ingesta de fórmulas preparadas especialmente que son batidos líquidos, los que reemplazan a las comidas por varias semanas o unos pocos meses. Debido a que reemplazan a las comidas, también tienen un balance de nutrientes que te dan las vitaminas y minerales que necesitas, y las calorías justas para evitar que tu cuerpo acuda a las grasas porque piensa que se está muriendo de hambre. Por definición una VLCD, tiene 800 calorías por día.

Ketosis


Jugo de verduras.

Las dietas líquidas de la VLCD con frecuencia producen ketosis, una condición que involucra la formación de cuerpos de cetonas en la sangre, así como también en la orina. Las cetonas son un subproducto que crea tu cuerpo cuando debe cambiar a la grasa como fuente de energía. Significa que tu almacenamiento de glucógeno, o carbohidratos, se ha agotado. Una de las consecuencias es la pérdida del apetito, lo que ayuda a que sea más fácil seguir la VLCD. La ketosis también te hace expulsar las cantidades excesivas de sodio, potasio y agua, lo que puede producir una deshidratación, aletargamiento. estreñimiento y gases. Sin embargo, tu cuerpo puede ajustarse a los cambios con los electrolitos.

Energía del cerebro

La ketosis prolongada y las grandes acumulaciones de cetonas pueden ser peligrosas, aunque la VLCD intencionalmente aumente la ketosis. A un cierto nivel, la ketosis provoca los cambios necesarios para facilitar la pérdida de peso segura y mantener a los procesos importantes del cuerpo trabajando adecuadamente, aunque con menos calorías. Cuando tu cuerpo usa la grasa como energía, puede ser que pierdas peso, pero tu cerebro puede estar hambriento, ya que su comida primaria es la glucosa (o carbohidratos) de donde toma su energía. Sin embargo las cetonas pueden cruzar la barrera de sangre del cerebro y proveer la mayor parte de la energía que tu cerebro necesita, de acuerdo a un artículo de Wim Saris, un investigador, publicado en el número de noviembre 2001 del diario Obesity Research. Sin las cetonas cumpliendo con su papel, tu cuerpo comienza a romper los aminoácidos, haciendo que los bloques de proteínas se conviertan en glucemia. Esto te puede hacer perder la masa de los músculos magros mientras estás en la dieta.

Seguridad

Las dietas de muy bajas calorías no las puedes probar sin supervisión profesional. Consumir productos sin receta como reemplazo de las comidas no es la clase de tratamiento que te daría tu médico. Además, las cetonas no son los proveedores de energía ideal, sino más bien algo provisorio y esto señala lo importante que es que una VLCD sea de corta duración y supervisada por un profesional de la salud calificado. Por otro lado, muchos tratamientos VLCD involucran los suplementos y las recetas médicas para ayudar con la pérdida de peso, lo que hará que la dieta tenga la efectividad que no tendría si la enfrentaras sola.

Más galerías de fotos



Escrito por angela ogunjimi | Traducido por adriana de marco