Dietas de alimentos hechos puré altos en proteínas

Puede que necesites comer una dieta de alimentos hechos puré si tienes dificultad para tragar o masticar alimentos sólidos. Los problemas para tragar o masticar pueden resultar de desórdenes del sistema nervioso, como un ataque, o accidentes que afectan a la mandíbula. Tu doctor podría también aconsejarte consumir más proteína si tu cuerpo está recuperándose después de una cirugía o si necesitas ganar peso. Una dieta de alimentos hechos puré altos en proteínas requiere preparación y planeación.

Haciendo puré los alimentos

Los alimentos que son fáciles de hacer puré incluyen los frutos suaves, vegetales cocinados, frijoles, carnes cocinadas hasta quedar tiernas, queso cottage y pasta cocinada. Evita las nueces, semillas, la piel de alimentos fibrosos, como el apio. Corta los alimentos en piezas tamaño mordizco. Agrega líquido, como caldo, leche, jugo o un suplemento nutricional comercialmente preparado que se consuma de manera oral a tu licuadora o procesador de alimentos. Coloca los alimentos sólidos dentro y licúa hasta que estén suaves. La comida hecha puré deberá tener la consistencia del pudín.

Elige alimentos altos en proteínas

Para el desayuno, haz puré un poco de avena cocida con leche semidescremada y rebanadas de banana. Agrega un polvo de proteínas o crema de cacahuate suave para una mayor cantidad de proteínas. Eleva tu consumo de proteínas en la comida y la cena haciendo puré de carne, frijoles o huevos cocinados con agua, caldo o salsa. Mezcla atún enlatado con suficiente mayonesa para hacerlo más suave. Mezcla algo de tofu suave, leche en polvo o proteína en polvo sin sabor para aumentar el contenido proteínico. Agrega algo de mantequilla de cacahuate suave, yogur o queso cotagge a tu licuadora con fruta a la hora del bocadillo.

Más galerías de fotos



Escrito por amy long carrera | Traducido por reyes valdes