Dieta baja en vitamina K

Necesitas consumir aproximadamente 80 microgramos de vitamina K por día para que tu sangre coagule adecuadamente. Si tomas un medicamento anticoagulante, como Coumadin, tu médico podría prescribir una dieta baja en vitamina K. Los anticoagulantes trabajan disminuyendo la capacidad de coagulación de sangre de la vitamina K, por lo que tu dosis se basa en la cantidad de vitamina K que consumas. Aumentar repentinamente tu ingesta de vitamina K puede incrementar tu riesgo de sangrado al tomar esos medicamentos. Entender qué alimentos son altos en vitamina K puede ayudarte a seguir las recomendaciones de tu médico respecto al consumo de esta vitamina.

Alimentos a limitar

Si estás tomando un anticoagulante, la Office of Dietary Supplements recomienda limitar los alimentos altos en vitamina K, que son aquellos que contienen al menos un 200 por ciento del valor diario, a una porción por día, como también limitar las comidas con cantidades moderadamente altas de vitamina K, que son aquellas que contienen entre 60 y 199 por ciento del valor diario, a no más de tres porciones por día. Los alimentos altos en vitamina K incluyen perejil (parsley) crudo y vegetales de hojas verdes hervidos, como col (kale), espinaca, acelga (chard), hojas de nabo, col rizada (collard greens) y hojas de mostaza (mustard greens). Los alimentos que son moderadamente altos en vitamina K incluyen coles de Bruselas (Brussels sprouts) cocidas y lechuga, endibia (endive), brócoli, nabos y espinaca crudos. Otros alimentos que proveen cantidades significantes de vitamina K incluyen repollo (cabbage), espárragos (asparagus), guisantes (peas), kiwi, uvas y arándanos (blueberries).

Más galerías de fotos



Escrito por jessica bruso | Traducido por paula ximena cassiraga