La dieta de un velocista

Los velocistas constituyen un excelente ejemplo de la importancia significativa de la nutrición para el rendimiento. Con el fin de competir al más alto nivel, los atletas necesitan que su nutrición sea óptima, de manera que dispongan de la energía suficiente como para afrontar un esquema de entrenamiento exigente, por lo que no deben comer en exceso para evitar un incremento en la grasa corporal que pueda afectar sus resultados. Aún cuando no compitas en el nivel más elevado, y sólo corras para tu escuela como parte de un equipo de atletismo o por diversión, puedes introducir cambios en tu dieta con el fin de optimizar tu rendimiento en las pistas.

Combustible para alimentar el fuego


El control de calorías es un aspecto importante en la dieta del velocista.

Las calorías constituyen uno de los aspectos más importantes que los velocistas deben considerar; sin embargo, pueden resultar un enigma. Las sesiones de entrenamiento son rigurosas, de manera que necesitas una abundante cantidad de calorías para obtener energía. Sin embargo, el peso corporal también es una preocupación, ya que requieres contar con un nivel de grasa corporal bajo al mismo tiempo que mantienes la masa muscular con el fin de generar energía. Fuera de temporada, incrementa tu ingesta calórica hasta el punto en que tu peso se mantenga estable semana tras semana, y comas lo suficiente como para sentirte rebosante de energía para entrenarte y recuperarte de manera adecuada luego de las sesiones. Con frecuencia, los velocistas deben perder peso en forma previa a una competencia, de acuerdo con el Australian Institute of Sport. Reduce tu ingesta calórica a medida que se aproxima la competencia.

El poder de las proteínas


Los velocistas deben priorizar las proteínas magras.

Los velocistas deberían priorizar las proteínas, según menciona "Men's Fitness", en un promedio de un gramo por libra de peso corporal cada día, o el 60 por ciento de tu ingesta calórica cotidiana. Concéntrate en fuentes de proteínas magras tales como la pechuga de pollo y el pescado. La velocista Allyson Felix, ganadora de tres medallas doradas en los juegos olímpicos de Londres 2012, también recomienda tomar una bebida a base de proteínas luego de las sesiones de entrenamiento, para ayudar a la recuperación.

Contar los carbohidratos


La ingesta de vegetales es primordial.

A diferencia de los eventos de carreras más prolongados, los velocistas no necesitan una cantidad abundante de carbohidratos. "Men's Fitness" aconseja obtener la mayor parte de los mismos a partir de frutas y vegetales, de preferencia los de colores oscuros en la medida de lo posible. Éstos incluyen la espinaca, la col, el brócoli, el puerro, el repollo y todos los tipos de bayas. Deberás ingerir una pequeña porción de algún carbohidrato con más almidón, como las batatas, el pan integral o la avena antes de una sesión de entrenamiento puede incrementar tu energía, intenta regular la ingesta de estos carbohidratos en base a los entrenamientos y competencias.

En la senda correcta


Los velocistas deben seguir una dieta saludable.

Es importante seguir una dieta en forma estricta, pero no al 100 por ciento en todo momento. Usain Bolt, quien ostenta el récord mundial en los 100 y 200 metros, es famoso por quebrar las reglas cuando se trata de dietas, y asegura comer pollo frito y comidas rápidas antes de las carreras. De todos modos, Bolt concede que la mayor parte del tiempo sigue un plan alimentario saludable, que consiste en carnes, pescado, arroz, bananas, batatas y platos jamaiquinos tradicionales. El velocista estadounidense Justin Gatlin agrega que, cuanto más envejeces, más debes cuidar lo que comes si no quieres acumular libras y disminuir la velocidad.

Más galerías de fotos



Escrito por mike samuels | Traducido por sofia elvira rienti