Dieta para la vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es un tipo de vaginitis que produce un enrojecimiento o hinchazón de la vagina que está acompañada frecuentemente por malestar, pérdida vaginal y prurito. Una vagina sana contiene diferentes tipos de bacterias. La vaginosis bacteriana, o BV (según sus siglas en inglés), aparece cuando proliferan las bacterias presentes normalmente. La BV puede ocasionar un olor a pescado, especialmente después de haber tenido relaciones sexuales. Generalmente se prescriben antibióticos para la BV, pero los cambios en la dieta pueden ser necesarios para evitar que se convierta en una condición crónica.

Lactobacillus Acidophilus


El yogur puede ser una buena fuente de lactobacillus acidophilus.

La vaginosis bacteriana se produce por un desequilibrio del ecosistema vaginal. La Clínica Mayo sugiere comer alimentos que contengan lactobacilos para que el ecosistema vuelva a tener un estado saludable y balanceado. En “The Health Professional’s Guide to Popular Dietary Supplements", los autores Shawn M. Talbott y Kerry Hughes advierten que el lactobacillus acidophilus, o LA, es una bacteria saludable. El consumo de alimentos que contengan el LA ha sido vinculado con menos casos de BV. El yogur y la leche con acidófilo son fuentes potenciales de LA.

Ajo


El ajo contiene propiedades antibióticas naturales.

El ajo contiene propiedades antibióticas naturales y por este motivo es recomendable para cualquier persona que sea proclive a la vaginosis bacteriana. Jean Carper, autora de “Food Your Miracle Medicine: Preventing and Curing Common Health Problems the Natural Way”, sostiene que el ajo es efectivo en una amplia gama de bacterias. Se recomienda el ajo en forma de supositorio vaginal y también es efectivo cuando se lo come.

Alimentos que debes evitar


Las mujeres con propensión a la vaginosis bacteriana deben evitar el café y el azúcar.

En “The Gynecological Sourcebook,” la licenciada M. Sara Rosenthal, explica que la dieta puede jugar un papel importante en el manejo de la vaginosis bacteriana. Rosental pone el énfasis en el hecho de evitar el azúcar. Los autores de “Our Bodies, Ourselves” dicen que consumir azúcar puede conducir a un medio vaginal que aliente el crecimiento de bacterias. También se aconseja evitar la cafeína, el alcohol, los alimentos que incluyan hongos, los fermentados, los procesados y los que tengan un alto contenido de hidratos de carbono.

Alimentos que debes comer


Se recomienda una dieta rica en productos frescos y orgánicos.

Una dieta sana conduce a un sistema inmune más fuerte y reduce la posibilidad de contraer vaginosis bacteriana. Bacterial-Vaginosis.com sostiene que una dieta con alto contenido de productos de linaza, prodcutos orgánicos frescos de granos enteros, pescado, carne y aves y una gran cantidad de agua beneficia a cualquier mujer que desee evitar la recurrencia de la vaginosis bacteriana.

Hierbas


El té preparado con equinácea puede ayudar a evitar la vaginosis bacteriana

Phyllis A. Balch, autor de “Prescription for Nutritional Healing: A Practical A-to-Z Reference to Drug-Free Remedies Using Vitamins, Minerals, Herbs and Food Supplements”, recomienda equinácea para la vaginosis bacteriana, al igual que Bacterial-Vaginosis.com y The University of Michigan Health System’s Alternative Medicine Database. Se puede hacer un té o una tintura con la equinácea.

Más galerías de fotos



Escrito por judith eldredge | Traducido por irene cudich