Dieta y tratamiento para la enfermedad de Lyme

Si vives en el medio oeste o el noreste de Estados Unidos, las picaduras de garrapatas pueden ser una ocurrencia común. En la mayoría de los casos, pueden causar irritación menor de la piel durante unos días y luego desaparecer. En algunos casos, las garrapatas del ciervo transmiten la enfermedad de Lyme, el nombre de la ciudad de Connecticut donde el trastorno se diagnosticó por primera vez en 1975. La enfermedad de Lyme es generalmente curable con tratamiento antibiótico, aunque los casos no tratados a veces pueden convertirse en una enfermedad crónica. Algunos médicos que se especializan en el tratamiento de Lyme abogan por el tratamiento dietético junto con el tratamiento médico.

Tratamiento tradicional


Prescripción.

La transmisión de la espiroqueta Borrelia Burgdorferi a través de una mordedura de garrapata lleva varios días de fijación en la piel. El tratamiento inmediato de la enfermedad de Lyme en etapa temprana con antibióticos orales como doxiciclina o amoxicilina durante 14 a 21 días normalmente elimina la infección en todos menos en un 5 por ciento de los casos, de acuerdo con Brown University. Si la enfermedad progresa, los antibióticos intravenosos se utilizan por un período de hasta 28 días. Los medicamentos anti-inflamatorios pueden reducir el dolor y la inflamación de las articulaciones de la artritis de Lyme. Antidepresivos pueden ser prescritos para reducir los síntomas emocionales y el estrés que pueden ocurrir en los pacientes con la enfermedad de Lyme.

Recomendaciones de dieta


Aceite de pescado.

Algunos defensores de Lyme sugieren que seguir una dieta baja en hidratos de carbono que elimina los azúcares refinados y limita los carbohidratos complejos puede reducir la inflamación que causa síntomas de Lyme crónica. El pionero en Lyme, el Dr. Joseph Burrascano Jr. también recomienda no consumir alcohol o café. Los suplementos dietéticos utilizados por los médicos que se especializan en el tratamiento de Lyme incluyen la terapia de altas dosis de vitaminas y suplementos anti-inflamatorios tales como el aceite de pescado y el aceite de semilla de borraja.

Tratamientos alternativos


Acupuntura.

Los tratamientos adicionales no aprobados por los grupos médicos tradicionales incluyen la acupuntura, la hipertermia para aumentar la temperatura del cuerpo, lo que puede aumentar la eficacia de los antibióticos contra la espiroqueta, el tratamiento Rife, que emite energía electrónica que mata al organismo, y la electrificación Beck, una estimulación eléctrica de bajo nivel para destruir los microbios y aumentar la eficacia de los antibióticos.

Controversias


Médico.

La controversia sobre la existencia de la enfermedad de Lyme crónica enfrenta a la medicina tradicional contra grupos de defensa integrados por personas con la enfermedad y los pocos doctores "académicos de Lyme" dispuestos a usar tratamientos no convencionales para aliviar sus síntomas. Para los médicos académicos de Lyme, la terapia a largo plazo es uno de los pilares del tratamiento de la enfermedad de Lyme crónica de larga data, que también puede requerir terapias alternativas.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por eva ortiz