Dieta para un sistema nervioso simpático superactivo

Tu metabolismo, temperatura, acción del corazón y digestión son controlados por el sistema nervioso simpático, o SNS, y el sistema nervioso parasimpático. Idealmente, estos dos sistemas están en equilibrio, pero cualquier sistema puede llegar a ser hiperactivo y causar problemas. Un SNS hiperactivo puede aumentar la ansiedad y causar otros síntomas. Aunque no hay una dieta específica para el SNS, lo que comes y bebes puede aumentar o disminuir tu actividad.

El sistema nervioso simpático


Una presión sanguínea alta puede ser peligroso.

El SNS administra tu respuesta a la tensión y el peligro, aumenta la adrenalina y tu tasa metabólica en lo que comúnmente se llama la respuesta de "lucha o huida". Tu cuerpo se prepara para el peligro con un aumento del ritmo cardíaco, la dilatación de los pulmones para maximizar la entrada de aire y un aumento en el metabolismo de la glucosa para asegurar que el cerebro y los músculos tienen suficiente combustible. Un SNS hiperactivo se puede mantener en un estado constante de "lucha o huida" y causar presión arterial alta, insuficiencia cardiaca y depresión mayor.

Dieta y el SNS


Sardinas frescas.

El Dr. Lawrence Wilson, un médico y consultor nutricional que se especializa en el equilibrio nutricional, recomienda la proteína animal que incluye grasas, ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6 para disminuir el SNS hiperactivo. Él sugiere comer alimentos como sardinas, salmón, huevos, carnes, nueces y vegetales de raíz. Wilson también recomienda los alimentos que son buena fuente de vitaminas del complejo B, como la levadura nutricional, la carne y los huevos. Además, sugiere que te asegures de que tu dieta tenga suficiente calcio, magnesio y zinc.

Cafeína


La cafeína y el café pueden aumentar la presión.

Algunos artículos individuales en tu dieta pueden afectar el SNS. La cafeína es un estimulante legal bien conocido y fácilmente disponible que activa el SNS y aumenta la presión arterial. Los investigadores reportaron en la edición de "Circulación" de la Asociación del Corazón Estadounidense en noviembre de 2002 que las personas que normalmente no beben café respondieron a la ingesta de café, ya sea con cafeína o descafeinado, con un aumento en la presión arterial de la activación del SNS.

Alcohol


El alcohol aumenta la actividad del SNS.

El alcohol aumenta la actividad del SNS. Un estudio en el "New England Journal of Medicine" de junio de 1995 midió las respuestas del SNS en sujetos de prueba sanos que recibieron alcohol por vía intravenosa. Los participantes del estudio respondieron al alcohol con varios signos de aumento de la activación del SNS, incluyendo un aumento en la presión arterial. Los investigadores informaron que la actividad simpática casi se duplicó después de que los participantes recibieron la infusión de alcohol.

Capsaicina


La capsaicina se encuentra en los pimientos rojos.

Un artículo en el "Diario de la Ciencia Nutricional y Vitaminología (Tokio)" de diciembre de 2000 examinó el efecto de la capsaicina, el componente de calor de los pimientos rojos, en el SNS. Los participantes obesos que comieron la comida con capsaicina tuvieron una respuesta simpática significativamente más baja que los participantes que no eran obesos. Un estudio publicado en el "Diario de Psicología Aplicada" de junio de 2011, encontró que las ratas a las que se les dio Capsiate, un compuesto similar a la capsaicina, aumentaron la actividad del SNS de forma limitada afectando sólo el tejido graso del abdomen.

Consideraciones y advertencias


La ansiedad y la irritabilidad pueden ocurrir.

Los síntomas de un SNS hiperactivo, según el Dr. Wilson, incluyen el exceso de sudoración, un nivel alto de azúcar en la sangre, presión arterial elevada y movimientos intestinales más frecuentes. Es posible que tiendas a ser más sociable, agresivo o incluso beligerante. También puedes ser propenso a la ansiedad, la irritabilidad y el nerviosismo o tener una glándula tiroides hiperactiva. Si crees que tienes un SNS hiperactivo y estás preocupado por tu dieta, consulta a un profesional de la salud.

Referencias

Más galerías de fotos



Escrito por beth greenwood | Traducido por maría di nucci