Una dieta semisólida

Una dieta semisólida se comienza generalmente de tres a cuatro semanas después de una cirugía de bypass gástrico. También se le conoce como dieta de alimentos blandos/puré y es la tercera etapa para volver a los alimentos sólidos después de la cirugía. Esta dieta está diseñada para volver a entrenar al estómago para que comience a comer alimentos sólidos después de consumir una dieta líquida.

Conceptos básicos

Después de recibir el visto bueno de tu médico, puedes comenzar a seguir una dieta semisólida ya en la segunda semana después de la cirugía. La dieta semisólida durará alrededor de cuatro a seis semanas antes de seguir a una dieta baja en grasa de alimentos sólidos. Después de la cirugía de bypass gástrico el estómago podrá contener alrededor de media taza de alimento a la vez. Debido a esto, debes comer diariamente de cinco a seis comidas de alimentos suaves hechos puré. Las comidas no deben de ser de más de seis onzas de peso, y es esencial masticar y comer despacio. Tómate por lo menos 30 minutos para consumir todo el contenido de la comida.

Dieta semisólida

La dieta semisólida incluye alimentos altos en proteínas y bajos en grasa, fibra, calorías y azúcar. Las frutas y verduras suaves también pueden hacerse en puré e incluirse en la dieta. Es esencial obtener suficiente proteína después de la cirugía para asegurarte de que las heridas se curan correctamente y ayudar a preservar el tejido muscular, por lo que se puede perder peso de la grasa en lugar del tejido muscular, explica Frank W. Jackson, MD, de Jackson Siegelbaum Gastroentrology. Además, debido a que sólo una pequeña cantidad de alimento se consume por vez, es esencial tomar suplementos con vitaminas y minerales para evitar deficiencias.

Tipos de alimentos

Una dieta semisólida incluye alimentos como huevos revueltos, queso cottage bajo en grasa o carnes magras licuadas, como el atún o el pollo. Mezcla los alimentos con agua, caldo o leche sin grasa para crear una consistencia suave. Los purés infantiles son una opción conveniente que los pacientes a menudo usan después de la cirugía. Además, las frutas y verduras suaves pueden hacerse en puré e incluirse en la dieta semisólida. Adicionalmente evita los alimentos que son duros para el tracto digestivo, como las bebidas carbonatadas y los refrescos, las palomitas de maíz, las nueces, las semillas, la carne alta en grasa o el cartílago, los panes y las verduras fibrosas.

Régimen de comidas semisólidas

El desayuno puede consistir de dos claras de huevo y un huevo entero mezclados y revueltos. Un almuerzo de media mañana podría ser media taza de queso cottage bajo en grasa y un cuarto de plátano hecho puré. Para el almuerzo, 3 oz de pechuga de pollo mezclado con 1/4 de taza de zanahorias, todo hecho puré. Consume 1/2 taza de yogur con bajo contenido de grasa y de azúcar para la merienda. En la cena, toma 1/2 taza de atún con 1/4 de taza de frijoles cocidos verdes hechos puré. Una merienda de la noche podría ser 1/2 taza pudín bajo en grasa y sin azúcar.

Más galerías de fotos



Escrito por heather hitchcock | Traducido por francisco roca