Dieta a las seis semanas de embarazo

A las seis semanas de gestación, la única señal visual que una mujer tiene de su embarazo es el indicador de color rosa que reveló su prueba de embarazo. En esta primera etapa en el desarrollo de tu bebé -no puedes verlo- pero ya se están formando sus pulmones, la nariz, la mandíbula y el paladar. Tiene pequeñas extremidades que se convertirán en las manos y los pies, y su cerebro está experimentando un desarrollo rápido y complejo. Comer bien, incluso a principios de tu embarazo, es esencial para tu buena salud y la de tu bebé. Habla de tus hábitos alimenticios con tu obstetra para asegurarte de que tu dieta no tenga ninguna falta.

No comas por dos


A las seis semanas de gestación, no es necesario que consumas calorías adicionales.

Es tentador abrir un galón (3 litros) de helado para celebrar, pero el embarazo no te da permiso libre para comer todo lo que quieras. Aunque necesitarás un poco más de alimento en el segundo y tercer trimestre del embarazo, a las seis semanas de gestación, no es necesario que consumas calorías adicionales, según la Asociación Americana del Embarazo. Continúa comiendo las suficientes calorías para mantener tu peso, que suele ser alrededor de 2.000 calorías por día para las mujeres moderadamente activas.

Comidas a evitar


El alcohol puede causar graves defectos en el desarrollo de tu hijo.

Junto con todas las alegrías de la espera de un nuevo bebé vienen algunos sacrificios. Por desgracia, a las seis semanas de gestación y durante el resto de tu embarazo, tendrás que evitar algunos alimentos. Las mujeres embarazadas deben evitar la carne cruda o poco cocida, el pescado y los huevos, la leche no pasteurizada, carne delicatessen, carnes y pescados ahumados y quesos blandos - todos los cuales pueden contener patógenos peligrosos, informa la American Pregnancy Association (Asociación Estadounidense del Embarazo). El consumo moderado de cafeína está bien, pero debes evitar el alcohol en cualquier cantidad. El alcohol puede causar graves defectos en el desarrollo de tu hijo.

Alimentos para comer


Incorpora un montón de productos lácteos bajos en grasa en tu dieta para asegurar la ingesta adecuada de calcio.

La dieta en el inicio del embarazo debe incluir todos los grupos de alimentos, incluyendo granos enteros, frutas, verduras, lácteos, proteínas magras y grasas saludables. Es de particular importancia en el primer trimestre del embarazo, consumir una vitamina llamada ácido fólico, que ayuda a prevenir defectos del tubo neural, como la espina bífida. El folato se encuentra en las naranjas, verduras de hojas verdes, remolacha, brócoli, y en pastas y cereales fortificados. El calcio es otro nutriente esencial que promueve el desarrollo de los dientes del feto, los huesos, el corazón, los nervios y el desarrollo muscular. Incorpora un montón de productos lácteos bajos en grasa en tu dieta para asegurar la ingesta adecuada de calcio. Toma una vitamina prenatal para complementar tu dieta saludable.

Dieta de muestra

La American Pregnancy Association (Asociación Estadounidense de Embarazo) recomienda que tengas tres comidas pequeñas y tres meriendas al día para mantener tu nivel de energía y de azúcar en sangre estable. Trata de combinar cereales con proteína, y alguna forma de productos agrícolas en cada comida. Para el desayuno, podrías consumir harina de avena, fruta y un vaso de leche baja en grasa. Para el almuerzo, disfruta de una suculenta ensalada con pollo a la parrilla y para la cena, mezcla pasta integral con verduras salteadas y carne en rodajas finas. Buenas opciones de bocadillos son el yogurt bajo en grasa o queso cottage con fruta, zanahoria y apio, frutas secas, nueces, semillas, mantequilla de nuez y galletas integrales con queso bajo en grasa.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn robbins | Traducido por eliana belen doria