La dieta para un saltador de longitud

Los saltadores de longitud son un tipo único de atleta de pistas que requieren cantidades equivalentes de fuerza y resistencia. A diferencia de algunos atletas, los saltadores de longitud logran mantener sus figuras magras y con poco peso para ayudar a mejorar las distancias de sus saltos. Si bien las cargas de carbohidratos podrían ser una manera efectiva de almacenar energía para una competencia, los saltadores de longitud deberían optar por una dieta bien redondeada que incluya amplias cantidades de proteínas, carbohidratos y fibras.

Definición

El salto de longitud es un deporte de campo y pista tradicional que puede dividirse en tres partes: el acercamiento, el salto y el aterrizaje. De acuerdo con el sitio web de USA Track and Field Foundation, los saltadores de longitud son alentados a desarrollar cinco atributos de aptitud física para mejorar su rendimiento atlético: coordinación, resistencia, flexibilidad, velocidad y fuerza. De estos cinco, la dieta podría jugar un rol significante en tu capacidad de mantener la resistencia y desarrollar fuerza. La proteína es un nutriente clave para crecer y mantener tejido muscular a medida que fortaleces tus piernas, espalda y músculos centrales para el salto. De manera comparativa, los carbohidratos pueden ayudar a proporcionar la glucosa para alimentar las explosiones de energía que necesitarás para correr y saltar.

Lo básico de la dieta de un saltador de longitud

El componente nutricional básico de la dieta de un saltador de longitud son las calorías. Consumiendo alimentos ricos en calorías, como granos enteros y proteínas magras, tu cuerpo metaboliza la energía suficiente como para satisfacer las demandas del salto de longitud. No obstante, mantener un físico magro requiere un equilibrio entre el número de calorías que consumes y el número de calorías que quemas con actividad física. Si te encuentras ganando más peso con el tiempo, recorta las cantidades de gaseosas, barras de golosinas, bocadillos y otras calorías vacías que ofrecen más calorías que nutrientes.

Escoger comidas

El sitio web McCain Track and Field recomienda adoptar comidas regulares para ayudar a mantener un flujo estable de energía durante el día. Comienza con un desayuno hecho de cereales bajos en azúcar, fruta tostada o picada y concéntrate en alimentos ricos en carbohidratos como pan, pastas, arroz, fideos y patatas para comidas de medio día. Estos carbohidratos les proporcionan glucosa a tus músculos y tejidos almacenando depósitos de glucógeno para tener energía y resistencia a largo plazo. Selecciona alimentos ricos en proteínas, como aves de corral, pescado, nueces, tofú, tempeh, granos enteros y productos lácteos para ayudar a crecer y reparar los músculos necesarios para el salto de longitud.

Preocupaciones de seguridad

Habla con tu médico o dietista antes de hacer cualquier cambio drástico en tu dieta. Tu cuerpo requiere una cantidad suficiente de nutrientes y calorías para que tu cuerpo funcione apropiadamente y algunas dietas podrían tener como resultado inanición o desnutrición. Junto con la nutrición, se requiere una hidratación apropiada para mantener los niveles de electrolitos. Cuando tengas dudas, pregúntale a un nutricionista deportivo calificado cuál es la dieta ideal para tu tipo corporal y necesidades energéticas.

Más galerías de fotos



Escrito por brian connolly | Traducido por paula ximena cassiraga