¿Una dieta rica en fibras limpia el colon?

Como paso final de la eliminación de residuos, las heces se forman en el colon, se trasladan al recto y abandonan el cuerpo. La formación eficiente de desechos, un procesos directamente afectado por la presencia de fibras, es esencial para mantener la salud del colon. Una dieta rica en fibras puede ayudar a mantener el colon limpio y promover la buena salud.

Identificación

Las fibras dietarias pueden ser solubles o insolubles. Lo que las hace diferentes y determina su efecto en la salud del colon es la composición de las paredes celulares. Las paredes celulares de las fibras insolubles contienen celulosa, hemicelulosa y lignina y ninguna se puede disolver en agua. Por el contrario, las paredes celulares de las fibras solubles contienen pectina y goma y ambas son solubles en agua. Aunque cada tipo de fibra afecta al colon de manera diferente, ambas son importantes, así lo explica el Dr. Frank W. Jackson, especialista en gastroenterología y medicina interna.

Función

Tanto las fibras solubles como las insolubles desempeñan papeles importantes dentro del colon. Las fibras insolubles ayudan a la formación de heces al absorber el agua para crear deposiciones blandas y voluminosas fáciles de eliminar. Las fibras insolubles son una fuente de nutrición para las bacterias intestinales que ayudan a procesar los desechos.

Tipo

Según la Dra. Sharon E. Griffin, experta en nutrición, ciencias del ejercicio y psicología, una dieta saludable y rica en fibras debe incluir entre 20 y 35 gramos de fibras por día en un índice de tres a uno para las fibras solubles e insolubles. Entre las buenas fuentes de fibras insolubles se encuentran los alimentos integrales. Entre las buenas fuentes de fibras solubles se encuentran las frutas y verduras sin cáscara, en especial las manzanas (apples), las naranjas (oranges) y las zanahorias (carrots), la harina de avena (oatmeal), la cebada (barley) y las legumbres, como los guisantes (peas), las judías (beans) y las lentejas (lentils). Según Jackson, tres tipos de fibras solubles (la insulina, la oligofructosa y los galacto-oligosacáridos) son las más beneficiosas para el colon. Alimentos tales como las cebollas (onions), los plátanos (bananas), los espárragos (asparagus) y los ñames (yams) son buenas fuentes.

Efectos

Los movimientos intestinales regulares evitan que se acumule la materia fecal en el colon. Una dieta rica en fibras ayuda a mantener los intestinos en movimiento y funcionando normalmente y, de este modo, tienen un efecto de limpieza en el colon. Esta limpieza ayuda a prevenir el estreñimiento, las hemorroides, el síndrome del intestino irritable y el desarrollo de bolsas en el colon que resultan de la presión que se ejerce sobre las paredes.

Advertencia

No te bases en una dieta rica en fibras como el único método para la prevención del cáncer colorrectal. En su lugar, habla con el médico y sigue sus recomendaciones para las pruebas de cáncer de colon. Aunque una dieta rica en fibras puede ayudar a limpiar el colon y promover su salud, no existe evidencia científica que pruebe que puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal. En la actualidad, los estudios arrojan resultados diferentes.

Más galerías de fotos



Escrito por jackie lohrey | Traducido por valeria d'ambrosio