Dieta para reducir el colesterol en los niños

El colesterol elevado puede causar la acumulación de placas de grasa en las arterias, un proceso conocido como aterosclerosis, que puede comenzar en la niñez y progresar en la edad adulta. Esta acumulación a menudo da lugar a la enfermedad cardíaca coronaria, que es una causa importante de muerte. La niñez es un momento importante para intervenir en la dieta y así reducir los niveles de colesterol y prevenir el progreso de la aterosclerosis.

Grasa Insaturada vs. Saturada

Las grasas insaturadas, incluyendo las poliinsaturadas y las monoinsaturadas, ayudan a reducir el colesterol cuando se usan en lugar de las grasas saturadas y trans. El pescado, incluyendo el salmón, el arenque, la caballa y la trucha, contienen grasas saludables que pueden mejorar los niveles de colesterol en la sangre, reducir la inflamación y estabilizar el ritmo cardíaco. Otras opciones de grasas más saludables son el aguacate (avocado), las aceitunas, las nueces y los aceites de origen vegetal como el de oliva, canola, girasol y soja, ya que estos alimentos también contienen grasas insaturadas. Al elegir leche y yogur, escoge las variedades bajas en grasa o libres de ella, ya que la grasa de estos productos proviene del tipo de las saturadas.

Elige proteína magra

Elige fuentes magras de proteína, como el pescado, el pollo, el pavo, la carne magra de res y de cerdo, para reducir el consumo de grasa saturada. La carne blanca de pollo sin la piel contiene menos grasa y calorías que la carne oscura. Los cortes de carne de res que contienen menos grasa son los cortes magros para hamburguesa, el filete redondo superior, el lomo superior y el filete de ojo redondo. Los cortes magros de cerdo son el jamón, las chuletas, el lomo y el solomillo. Al preparar estos alimentos usa métodos para cocinar como asar, hornear, hervir, cocer al vapor o a la plancha para limitar la grasa añadida.

Enfócate en la fibra

Elegir granos enteros en vez de granos refinados, como el pan blanco y el arroz blanco, también puede ayudar a reducir el colesterol. Los granos enteros, como la quínoa, el farro, el arroz integral y los productos de trigo entero, contienen fibra dietética que ayuda a reducir el colesterol y disminuir el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca. Las frutas y verduras también son ricas en vitaminas, minerales y fibra, y comer más de estos alimentos puede reducir la presión arterial y tu riesgo de padecer una enfermedad del corazón.

Consume aperitivos saludables

Muchos aperitivos deliciosos y divertidos para los niños pueden ayudar a reducir el colesterol. Por ejemplo, mezcla bayas con un yogur griego sin grasa o dale al niño rebanadas de manzana con mantequilla de maní natural. Los niños pueden hacer sus propias brochetas con pedazos de piña (pineapple), sandía (watermelon) y melón (cantaloupe). Además sumerge zanahorias pequeñas, palitos de apio (celery), floretes de brócoli o coliflor (cawliflower) en guacamole o hummus. Las almendras crudas pueden combinarse con arándanos (cranberries) secos y semillas de girasol para obtener una sabrosa mezcla de frutos secos.

Un día típico

Para el desayuno sirve un cereal de grano entero, nueces y fruta que pueda mezclarse con un yogur griego bajo en grasa, proporcionando las proteínas necesarias para una comida satisfactoria. Para el sándwich del almuerzo usa pan de trigo 100% entero con una fuente magra de proteína, como atún mezclado con verduras o rebanadas de pavo y aguacate (avocado). Añade lechuga y tomate en la parte superior para tener una dosis de fibra adicional. Intenta con un aperitivo que incluya frutas o verduras. Para la cena llena medio plato de tu hijo con verduras, un cuarto con una fuente saludable de proteína y el otro cuarto con granos enteros, como arroz integral.

Más galerías de fotos



Escrito por alexandra kaplan corwin | Traducido por juliana star