Dieta recomendada luego de sufrir pancreatitis

El páncreas es un pequeño órgano que se encuentra escondido detrás del estómago, justo en la parte superior de tu abdomen. Este órgano facilita la digestión de proteínas, grasas y carbohidratos al secretar enzimas que, en circunstancias normales, se activan una vez que llegan al intestino delgado. Adicionalmente, el páncreas produce una hormona llamada insulina, que regula el azúcar en la sangre. Dado que el páncreas está unido de manera integral a los procesos digestivos, la dieta es una parte esencial de un tratamiento posterior a un episodio de pancreatitis.

Sobre la pancreatitis

La pancreatitis es una inflamación del páncreas que se produce cuando las enzimas digestivas producidas en su interior comienzan a activarse en este órgano en vez de hacerlo en el intestino delgado. Las causas de la pancreatitis varían, pero comúnmente se considera resultado del alcoholismo o de un cálculo biliar que bloquea el conducto pancreático. Algunas infecciones y cirugías, ciertos medicamentos, las lesiones abdominales, los altos niveles de triglicéridos y las enfermedades hereditarias, también pueden causar pancreatitis.

Comidas bajas en grasas

Las personas que se recuperan de la pancreatitis a menudo experimentan indigestión, pérdida de peso, dolor abdominal y heces aceitosas, debido a que el páncreas no produce suficientes enzimas para sobrellevar correctamente la digestión. Una dieta baja en grasas es la clave para el tratamiento de los síntomas de mala absorción de nutrientes, ya que permite que el páncreas descanse. Las personas con pancreatitis deben mantener su consumo de grasa inferior a los 30 gramos por día, como recomienda MedlinePlus.

Comidas ricas en nutrientes

Es muy común que la pancreatitis acarree pérdida de peso y desnutrición, por lo que es importante que cada comida que hagas sea rica en nutrientes. El University of Maryland Medical Center recomienda comer con frecuencia varios refrigerios pequeños ricos en proteínas y carbohidratos derivados de granos enteros. Las proteínas deben provenir de carnes magras, aves, pescado y frijoles, aunque el consumo de carne roja debe ser limitado. Los antioxidantes son particularmente beneficiosos para tu recuperación, por lo que las bayas, los tomates y la mayoría de las verduras deben ser una parte importante de tu dieta después de sufrir pancreatitis. Para combatir la desnutrición, incorpora en tus comidas algunos alimentos ricos en hierro y vitamina B, como lo son los cereales integrales y las verduras de hoja verde.

Estimulantes y alérgenos

Evita las sustancias estimulantes como el café, el alcohol y el tabaco, que agravan los problemas de mala absorción de nutrientes asociados con la pancreatitis. Adicionalmente, de acuerdo con lo descrito por el University of Maryland Medical Center, puede ser necesario eliminar los alérgenos comunes entre los que se incluyen los huevos, el gluten, los productos lácteos, la soja (soya) y los conservadores.

Suplementos

Tu médico puede recomendarte un suplemento multivitamínico y una fórmula extra que incluya omega-3 de aceite de pescado, coenzima Q10, vitamina C y probióticos, que te ayudarán a combatir la desnutrición. No tomes ningún suplemento sin el consentimiento de tu doctor.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn robbins | Traducido por pei pei