Dieta antes de la quimioterapia

Nadie espera la quimioterapia. Pero si estás enfrentando la "quimio" para tu cáncer, sabes que los tratamientos podrían ser la clave para prolongar tu vida o incluso la curación de tu enfermedad. El fortalecimiento de tu salud con una buena nutrición es vital durante la quimioterapia, según el National Cancer Institute, que asesora a los pacientes a que preste especial atención a su dieta en este momento.

Sobre la quimioterapia


La fatiga es un efecto secundario de la quimioterapia.

Los tratamientos de quimioterapia usan medicamentos fuertes destinados a eliminar las células cancerosas en tu cuerpo. Si se toman oralmente o a través de la corriente sanguínea, los medicamentos de quimioterapia pueden causar efectos secundarios, ya que también dañan las células sanas, explica la American Cancer Society. Los más vulnerables a los daños son la médula ósea, el pelo y los órganos digestivos. Los efectos secundarios varían, pero la ACS informa que los problemas más comunes incluyen pérdida de apetito, cambios en tus sentidos del gusto y el olfato, la sensibilidad o llagas en la boca, náuseas, vómitos, cambios en los hábitos intestinales, fatiga y una disminución de las células blancas de la sangre, que aumenta el riesgo de infección.

Consejos de nutrición


Pollo.

Tu médico puede ta prepararte para la quimioterapia y aprender acerca de los medicamentos que pueden ayudarte a evitar los efectos secundarios. Antes de iniciar el tratamiento, debes comer una dieta balanceada y saludable para aumentar tu fuerza, recomienda el National Cancer Institute. Eso incluye frutas, verduras, proteínas y granos enteros, con un mínimo de azúcar, grasas saturadas, alcohol y sal. Abastecerte de alimentos saludables que sean fáciles de preparar, tal vez congelando algunas comidas con anticipación. El National Cancer Institute señala que durante la quimioterapia, es posible que necesites proteínas y calorías de los alimentos como la leche, queso, huevos, salsas y aderezos los alimentos que deberás limitar al volver a una dieta normal.

Temporización


Temporización.

Trata de comer una comida ligera o un snack alrededor de una hora antes de tu tratamiento de quimioterapia, aconseja la American Cancer Society. Si tu tratamiento será largo, lleva un snack también. Toma comidas regulares y meriendas, si el apetito es bueno, pero si la náusea es un problema, trata de comer porciones más pequeñas y frecuentes durante el día. El National Cancer Institute aconseja a los pacientes que tengan su comida más importante del día cada vez que su apetito sea mayor, lo que podría significar que tienes una comida repleta de proteínas y calorías en la mañana y más ligera o incluso comidas líquidas al final del día.

Precauciones


Lava las frutas y vegetales.

La quimioterapia puede hacerte más susceptible a las infecciones, por lo que planifica para tener especial cuidado en el almacenamiento y la preparación de alimentos, aconseja el National Cancer Institute. Mantén los alimentos calientes los alimentos calientes calientes y los fríos, refrigerados. Lava las frutas y verduras antes de comerlas o cortarlas. Evita los alimentos como la frambuesa (raspberries) que no pueden ser lavadas. Lávate las manos, los cuchillos y las superficies de preparación de alimentos y no cortes frutas y verduras en la misma tabla que se utiliza para carnes. Cocina la carne, las aves de corral y los huevos completamente y no comas pescado o mariscos crudos. Asegúrate de que el jugo, la leche y la miel son pasteurizados. No comas en los buffets o barras de ensaladas.

Otros consejos

Mantente hidratado bebiendo mucha agua y otros líquidos, mientras que estás teniendo quimioterapia, aconseja el National Cancer Institute. Pero es posible que desees limitar el alcohol, que puede irritar las llagas en la boca que se desarrollan con algunos tipos de tratamiento. La American Cancer Society recomienda no usar suplementos que proporcionan más del 100 por ciento de cualquier tipo de vitaminas o suplementos dietéticos, incluyendo antioxidantes. Concéntrate en comer bien, lo que puede ayudarte a sentirse mejor, mantener fuerza y ​​energía y obtener a través de tus tratamientos y curarte más rápidamente.

Más galerías de fotos



Escrito por linda h. lamb | Traducido por gabriela nungaray