Una dieta sin productos lácteos para el acné

Aunque la causa exacta del acné no es clara, las espinillas son el resultado de una acumulación de bacterias, el exceso de producción de sebo por las glándulas sebáceas y la acumulación de células muertas de la piel, los cuales contribuyen a la irritación de los folículos pilosos de la piel. Una buena higiene facial, evitar tocarse la cara, dejar de fumar y otras modificaciones del comportamiento pueden ayudar, pero debes también considerar hacer algunos ajustes a tu dieta para mejorar significativamente la apariencia y la salud de tu piel.

Relación entre los lácteos y el acné

El consumo de leche y otros productos lácteos fermentados lleva a algunos desequilibrios hormonales que pueden estimular la sobreproducción de aceite por las glándulas sebáceas y por lo tanto provoca el agravamiento de tus lesiones de acné, según un estudio publicado en diciembre de 2002 en "Experimental Dermatology" (Dermatología experimental). Las correlaciones entre el consumo de leche y el acné se han establecido, al menos en la población adolescente.

Mecanismo implicado

Los productos lácteos provocan la liberación de grandes cantidades de insulina. La insulina es liberada por lo general después de comer alimentos que contienen carbohidratos, pero la cantidad de insulina secretada después de consumir productos lácteos es desproporcionadamente grande y no se puede explicar por su contenido en hidratos de carbono. Otros factores en los productos lácteos, probablemente están contenidos en la fracción de proteína, se cree que son responsables de su potencial insulinotrópico. Esta hiperinsulinemia, o altos niveles de insulina, asociada con los productos lácteos también es acompañada por altos niveles de factor de crecimiento similar a la insulina 1, o IGF-1. Estas dos hormonas están implicadas en la estimulación de la producción del aceite y del sebo, que en última instancia aumenta tu probabilidad de sufrir de acné.

Probando una dieta sin productos lácteos

Aunque se necesita más investigación que conduzca a identificar claramente la relación entre los alimentos y el acné, puede ser una buena idea hacer algunos experimentos con tu dieta para ver si podría beneficiar la apariencia de tu piel. Una dieta libre de lácteos, por un período de por lo menos uno o dos meses, te permitirá ver si la eliminación de los productos lácteos ayuda a resolver tus problemas de acné. Tomando una foto de un "antes" y "después" es una forma objetiva de evaluar el éxito de tu dieta libre de lácteos. Si ves mejoras significativas durante ese período, puede ser la mejor manera de seguir una dieta libre de lácteos durante un período más largo para mantener tu piel saludable y prevenir espinillas.

Duración de la dieta sin productos lácteos

Puedes intentar la reintroducción de algunos productos lácteos, uno por uno, a tu dieta para ver cómo afecta a tu acné. Por ejemplo, puedes probar añadir el yogur a tu dieta durante una semana y observar si tienes algunos granos que estallen a cabo durante ese período. Durante las semanas siguientes, se puede jugar con tu dieta y ver si la leche, el queso o la mantequilla, reintroduciendo uno a la vez, para ver que alimentos son problemáticos en la etiología de tu acné. Una vez que se haya establecido qué productos lácteos son responsables de tu acné, sólo tienes que evitar estos alimentos. Si encuentras que es mejor para ti evitar todos los productos lácteos, asegúrate de obtener tu calcio de fuentes no lácteas, como las verduras de color verde oscuro, las almendras y el salmón enlatado con huesos, o habla con tu médico para obtener recomendaciones de como suplirlos.

Más galerías de fotos



Escrito por aglaee jacob | Traducido por shirley marisel rollano