Dieta para prediabéticos

Las personas que padecen prediabetes tienen los niveles de azúcar en la sangre más altos de lo normal, pero no tanto como para ser catalogados como diabetes. La Universidad de Pittsburgh informa que más de 25 millones de estadounidenses adultos tienen prediabetes. La dieta es un elemento importante para tratar la afección y una dieta para controlar los niveles de azúcar en la sangre puede ayudar a tenerlos bajo control. Sin embargo, la pérdida de peso y el ejercicio también desempeñan un papel importante en revertir la prediabetes, por lo que debes asegurarte de incorporar tu dieta en un estilo de vida activo y saludable.

Alimentos para degustar


Rollos de tofu.

La proteína de pescado, como las sardinas, el atún, el eglefino, el bacalao, el bagre, la platija y la tilapia, son recomendados por la American Diabetes Association, pero solo dos o tres veces por semana. Esto también puede incluir mariscos como camarones, ostras, langostas, cangrejos y almejas. La fuente principal de proteína debe provenir de porciones diarias de pollo sin piel y frijoles, lentejas y guisantes secos. Estos se pueden consumir en los productos de carne de soja, alubias horneadas vegetarianas o frijoles refritos pintos sin grasa. La ADA pone en una lista a los frijoles negros, los pintos y los de lima como excelentes opciones para la categoría de las leguminosas. También se recomiendan los huevos y la carne de cerdo, en cortes de lomo y el centro del lomo o tocino canadiense para cubrir las necesidades de proteínas. Las verduras son la clave para seguir una dieta saludable para las personas diagnosticadas con prediabetes. "Los vegetales sin almidón como las espinacas, las zanahorias, el brócoli o las judías verdes" deben ser las opciones más frecuentes según la ADA.

Alimentos que se deben limitar


Una mujer tomando una taza de yogurt.

La ingesta de calcio es una parte necesaria de los requerimientos diarios, pero debe provenir de proteínas de alta calidad, según la ADA. Esto incluye yogurt sin grasa, leche de soja y leche sin grasa o al 1%, y en ocasiones, queso cottage sin grasa. También se deben evitar los alimentos con alto contenido de azúcar para la dieta de prediabetes. Elimina los refrescos, los dulces, los helados, los pasteles y las galletas de la lista de la compras y agrega una o dos rodajas de naranja al agua para agregar vitaminas, además de sabor dulce. Evita los jugos de frutas, ya que normalmente contienen azúcar y otros aditivos.

Centrarse en la fibra


Rebanadas de pan de grano entero en una tabla de cortar.

Los alimentos integrales, como el arroz integral y la pasta de trigo integral proporcionan fibra, fitoquímicos, vitaminas y minerales sin agregar cantidades excesivas de azúcar a la dieta. Los alimentos de granos enteros se definen como los productos que utilizan granos enteros (germen, salvado y endospermo). Las harinas de trigo refinadas y enriquecidas eliminan muchas de las vitaminas y minerales en el proceso de molienda y se deben evitar. Los granos enteros deben aparecer como el primer ingrediente en la etiqueta del producto. La ADA también recomienda el trigo sarraceno, el mijo, el sorgo, la quinoa, el trigo partido, la harina de avena, la harina de maíz, las palomitas de maíz, el arroz salvaje, la cebada y el centeno para esta categoría.

Alimentos que se deben evitar


Glaseado en las magdalenas.

El National Diabetes Education Program (NDEP), un organismo auspiciado por U.S. National Institutes of Health, establece que los alimentos ricos en grasas saturadas, grasas trans, colesterol, azúcares y sal son los principales contribuyentes a la diabetes. La Clínica Mayo, la ADA y el NDEP coinciden en que los alimentos que contienen grandes cantidades de los elementos de esta lista deben consumirse solo en pequeñas porciones.

Advertencias


Un filete de salmon a la parrilla y ensalada.

Los cambios en la dieta son los elementos más importantes para evitar que la prediabetes pase a ser diabetes tipo 2. De los 54 millones de adultos diagnosticados con prediabetes, la mayoría desarrollará la enfermedad a una forma más grave del tipo 2 en menos de 10 años, según la Clínica Mayo. Al enfocarse en los alimentos mencionados anteriormente, al agregar actividad física y al practicar el control de porciones de los alimentos ayudará a asegurar que la diabetes no se convierta en un problema crónico de salud.

Más galerías de fotos



Escrito por david b. ryan | Traducido por mayra cabrera