¿Puede una dieta pobre causar diabetes?

Hay dos tipos de diabetes: tipo 1 y tipo 2. Aunque se desconoce la causa exacta de la diabetes de tipo 1, la investigación ha demostrado que una dieta deficiente y la falta de ejercicio son factores clave en el desarrollo de la diabetes tipo 2. Para evitar la diabetes de tipo 2, consume una dieta baja en grasas saturadas, grasas trans, comidas rápidas, azúcares y alimentos procesados.

Diabetes de tipo 2

Alrededor del 95% de las personas afectadas con diabetes tienen diabetes de tipo 2, una enfermedad de desarrollo lento que puede ocurrir a cualquier edad. Las personas con diabetes de tipo 1 o de tipo 2 tienen exceso de glucosa, o azúcar en la sangre, en su sangre que no es eliminada por la hormona conocida como insulina. En los diabéticos de tipo 2, se desarrolla una resistencia a la insulina, y las células de grasa, el hígado y el músculo ya no responden correctamente a la insulina. Los síntomas de la diabetes de tipo 2 pueden incluir fatiga, hambre, aumento de la sed, visión borrosa, disfunción eréctil, aumento de la micción y curación lenta. MedlinePlus señala que la mayoría de las personas diagnosticada con diabetes de tipo 2 tienen sobrepeso porque el exceso de grasa hace más difícil para el cuerpo utilizar correctamente la insulina.

Factor de comida rápida

Varios estudios han demostrado que el consumo de comida rápida puede fomentar el desarrollo de diabetes de tipo 2. Un estudio de 2013 publicado en el "European Journal of Nutrition" se dispuso a aclarar el papel de los patrones dietéticos en la aparición de diabetes de tipo 2 en personas con sobrepeso. El estudio encontró que las dietas altas en refrescos y papas fritas y bajas en frutas y verduras se asociaron con un mayor riesgo de padecer diabetes de tipo 2 en los participantes con sobrepeso, especialmente entre aquellos que son físicamente menos activos. Un estudio de 2005 publicado en "The Lancet" concluyó que el consumo de comida rápida tiene una fuerte correlación positiva con la resistencia de insulina y aumento de peso, lo que implica que la ingesta de comida rápida puede promover la obesidad y la diabetes de tipo 2.

Observa tu azúcar

Una reseña de 2013 publicada en "Current Opinion in Clinical Nutrition and Metabolic Care" dice que las dietas de alto contenido de azúcar no sólo promocionan el aumento de peso sino que también la resistencia a la insulina, que conduce a una predisposición de tener diabetes de tipo 2. Además, el informe señala que tener diabetes de tipo 2 aumenta significativamente el riesgo de desarrollar enfermedad de Alzheimer. Los investigadores concluyeron que las modificaciones dietéticas pueden reducir considerablemente el riesgo de padecer diabetes tipo 2 y enfermedad de Alzheimer.

Materias de calidad

Un estudio de 2001 publicado en "Diabetologia" señala que puede ser más importante concentrarse en la calidad de las grasas y los carbohidratos que consumidos, más que en la cantidad, para prevenir la diabetes de tipo 2. Las ingestas altas de ácidos grasos trans, grasas saturadas, carbohidratos y otros alimentos procesados aumentan el riesgo de padecer diabetes de tipo 2, mientras que los cereales integrales, grasas poliinsaturadas, alimentos ricos en fibra, ácidos grasos omega-3 y otros alimentos mínimamente procesados pueden disminuir el riesgo.

No te saltees el desayuno

Una dieta deficiente puede ser categorizada como más que simplemente comer alimentos poco saludables. El desayuno es una comida importante que, cuando se saltea, puede provocar consecuencias para la salud. Un estudio publicado en el "American Journal of Clinical Nutrition" en 2012 encontró que saltearse el desayuno aumenta el riesgo de tener diabetes de tipo 2, incluso después de ajustar por índice de masa corporal. Los bocadillos entre las comidas también se encontró que aumentan el riesgo de tener diabetes tipo 2.

Más galerías de fotos



Escrito por clay mcnight | Traducido por maria gloria garcia menendez