Dieta para personas con diarrea y distensión abdominal

La diarrea y la distensión abdominal pueden ser causadas por una enfermedad, medicamentos o por intolerancia a algún alimento.

La diarrea y la distensión abdominal pueden ser causadas por una enfermedad, medicamentos o por intolerancia a algún alimento.

La diarrea es una condición en la que la que las personas presentan heces de consistencia acuosa o pastosa, usualmente acompañadas de calambres y distensión abdominal. La forma de diarrea aguda y de corta duración usualmente es causada por alimentos, bacterias o virus, y dura únicamente un par de días. La diarrea crónica se asocia más comúnmente a enfermedades crónicas como el síndrome de intestino irritable. La distensión es causada generalmente por aire atrapado en el abdomen e intestinos, el cual es un producto de desecho del ciclo de vida de parásitos, bacterias o virus. Algunos individuos experimentan diarrea y distensión debido a intolerancia a alimentos o a una reacción natural ante ciertas sustancias en alimentos como los fríjoles. Hacer cambios en la dieta puede ayudar a aliviar este tipo de diarrea y distensión.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

    Pasos a seguir

  1. Durante el día bebe líquidos claros y bebidas con muchos electrolitos. La diarrea ocasiona una sustancial pérdida de agua, la cual debe restituirse para evitar la deshidratación. La mayor parte de tu consumo de líquidos debe provenir del agua natural, seguido de jugos, excepto de pera, manzana y uva, los cuales causarán más malestar a tu estómago.

  2. No consumas comidas ricas en fibra. Usualmente, una dieta alta en fibra es saludable, pero si tu estómago se encuentra alterado, la fibra puede empeorar la diarrea y la distensión. En lugar de la fibra, haz énfasis en comidas como arroz blanco, papas hervidas y pan tostado. Una vez que tus síntomas desaparezcan, puedes agregar a tu dieta gradualmente comidas que contengan fibra.

  3. Consume pequeñas porciones de alimentos cocidos o hervidos que sean ricos en proteínas y bajos en grasa, como pollo sin piel, carne roja magra, puerco o pescado. De acuerdo a Medline Plus, también puedes intentar comer productos lácteos bajos en grasa y huevos hervidos. Sin embargo, para algunas personas, los lácteos pueden empeorar la diarrea y la distensión abdominal. Si eres intolerante a la lactosa, evita consumir productos lácteos hasta que tus síntomas desaparezcan. Después puedes intentar introducirlos gradualmente a tu dieta lo más que los toleres.

  4. Evita consumir alimentos altamente procesados y comidas grasosas como hamburguesas, donas o papas fritas. La Clínica Mayo dice que consumir estos tipos de alimentos puede hacer que el desempeño de tu sistema digestivo empeore. Además, evita los alimentos que contengan grandes cantidades de especias o condimentos picantes.

  5. Mantente alejado de los alimentos endulzados con edulcorantes artificiales que terminen en el sufijo "-osa". De acuerdo al National Digestive Disorders Information Clearinghouse, algunas personas son incapaces de digerir azúcares artificiales como la maltosa y la lactosa. Algunos productos etiquetados como "sin azúcar" en realidad contienen estos edulcorantes, y consumir grandes cantidades de los mismos puede causar diarrea y distensión abdominal, incluso si no tienes un problema digestivo adyacente.

Consejos y advertencias

  • Si tu diarrea dura más de dos días o si está acompañada de náuseas, vómito, dolor o fiebre, consulta a tu médico. Estos pueden ser síntomas de una enfermedad subyacente o de una infección que requiera de intervención médica.

Más galerías de fotos



Escrito por maura banar | Traducido por karly silva