Dieta para la diabetes insulino-dependiente

Escrito por Tammy Quinn Mckillip
Haz una dieta de frutas y verduras.

Si padeces de diabetes tipo I - también conocida como diabetes juvenil, o diabetes insulino-dependiente - la ingesta de una dieta balanceada y saludable es vital para tu bienestar. Reduce lo más posible el consumo de alimentos procesados y aliméntate con una variedad de frutas y verduras, así como toda clase de cereales, para mantener tu diabetes bajo control.

Alimentos bajos en índice glucémico (IG)

Consume frutas variadas.

Los alimentos bajos en índice glucémico, o IG, pueden liberar la glucosa de los carbohidratos a un ritmo más lento que los alimentos con un índice elevado. Esto ayuda a regular la cantidad de azúcar en sangre. Una dieta saludable para personas con diabetes tipo I se basa en alimentos bajos en IG, incluyendo productos lácteos, legumbres frescas, vegetales sin almidón como el repollo, col china, brócoli, espárragos, pimientas, ajo, lechuga, hongos y algunas frutas, como las cerezas, los cítricos, duraznos, manzanas, peras y ciruelas.

Colesterol bajo

Consume carnes blancas.

Los alimentos bajos en grasas trans, colesterol y grasas saturadas te ayudarán a reducir niveles altos de triglicéridos en el cuerpo y a mantener en equilibrio el nivel de azúcar en sangre. Estos incluyen todo tipo de cereales, frutas, legumbres y otros alimentos altos en fibras y almidón. Consume proteínas magras, tales como las carnes blancas de la pechuga de pollo, de cerdo, cordero o pescado junto con alimentos a base de almidón para disminuir la absorción de azúcar en sangre.

Límite de alcohol

Modera el consumo de alcohol.

Reduce o elimina el alcohol de tu dieta si padeces diabetes tipo I, ya que se transforma rápidamente en azúcar y aporta una cantidad mínima o no considerable de nutrientes. Si bebes, intenta no consumir más de una copa de vino tinto o cerveza a diario y asegúrate de acompañarlo con comida saludable para contribuir a disminuir la absorción de azúcar en el torrente sanguíneo.

Antioxidantes

Consume frijoles y guisantes.

Asegúrate de incluir en tu dieta una gran variedad de frutas y vegetales frescos y coloridos, que son ricos en antioxidantes, fitoquímicos y valiosos nutrientes, importantes para la salud. Consume frutas y vegetales en forma cruda siempre que sea posible, ya que los alimentos procesados tienen un nivel más alto de IG que los alimentos frescos. Los frijoles y los guisantes deben estar secos, frescos y cocidos siempre que sea posible. Los carbohidratos deben consumirse en pequeñas cantidades durante el día y no en una sola comida.