Dieta para un paciente con infarto del miocardio

El infarto del miocardio, comúnmente denominado ataque cardíaco, puede ocurrir en cualquier momento. Éstos ocurren cuando el flujo de sangre inadecuado o la falta de oxígeno dañan al músculo cardíaco. La dieta también desempeña un papel fundamental en la reducción del riesgo de infarto del miocardio. Si te encuentras en peligro o si ya has sufrido un ataque cardíaco, es fundamental que sigas una dieta saludable para el corazón y que realices actividad física.

Factores de riesgo

Algunos factores de riesgo del infarto del miocardio no pueden modificarse. Entre éstos se incluye el historial personal o familiar de enfermedades cardíacas, el origen étnico y la edad. Sin embargo, muchos de estos factores son modificables y los cambios sencillos a la dieta o estilo de vida pueden reducir drásticamente el riesgo de sufrir un ataque cardíaco. Los factores de riesgo que puedes controlar incluyen fumar tabaco, el colesterol elevado en sangre, la presión arterial elevada, la falta de actividad física, la obesidad y la diabetes mellitus. Realizar cambios a tu dieta puede tener un impacto importante sobre los factores de riesgo y puede reducir los niveles de colesterol y de presión arterial y puedes obtener un peso normal.

Dieta DASH

El término DASH significa "Dietary Approaches to Stop Hypertension" (enfoques dietarios para evitar la hipertensión, por sus siglas en inglés). Esta dieta se considera saludable para el corazón, dado que sigue unas pautas destinadas a limitar las grasas saturadas, el colesterol y el sodio. Cuando se la compara con un plan común de comidas en Estados Unidos, la dieta DASH reduce el riesgo estimado de sufrir un ataque cardíaco en un 18 por ciento. Puede requerir una planificación, pero la dieta DASH no es difícil de seguir. Para una dieta de 2.000 calorías, se recomienda que consumas seis a ocho porciones de 1 onza (28 gramos) de cereales; cuatro a cinco porciones de 1 taza de vegetales; cuatro a cinco porciones de 1 taza de frutas; dos a tres porciones de 8 onzas (224 gramos) de leche o productos lácteos descremados o bajos en grasas; y seis porciones de 1 onza (28 gramos) de carne magra, aves de corral o pescado por día. La dieta DASH también recomienda la ingesta de cuatro a cinco porciones de 1/3 de taza de nueces, semillas y legumbres por semana. Limita las grasas y los aceites a dos a tres porciones por día y consume cinco o menos porciones de azúcares adicionales por semana. Además de este plan de comidas, es fundamental que limites el consumo de sodio a 2.300 miligramos, reduzcas el colesterol a 150 miligramos y disminuyas el consumo de grasas al 6 por ciento de las calorías totales por día.

Dieta del Mediterráneo

La dieta común del Mediterráneo brinda muchos beneficios al corazón. Esta dieta promueve el consumo elevado de frutas, vegetales y cereales integrales. Promueve el uso de grasas monoinsaturadas como aceites de oliva y no incluye muchas grasas saturadas. El pescado, las aves de corral, los productos lácteos y el vino tinto forman parte de esta dieta. Respecto de la salud cardíaca, un problema con esta dieta es las grandes porciones de calorías que suelen provenir de las grasas, lo que conlleva a un incremento en la obesidad, un factor de riesgo conocido de las enfermedades cardíacas. Asegúrate de consultar con un médico o nutricionista para determinar cuál es la mejor dieta para ti.

No dejes de moverte

Uno de los factores de riesgo de infarto del miocardio que se pueden modificar es la falta de actividad física. Puedes modificar el nivel de actividad física a fines de reducir el riesgo de sufrir un infarto. La "American Heart Association" (Asociación Cardíaca de Estados Unidos) recomienda al menos dos horas y media de ejercicio de intensidad moderada por semana. Esto puede ser una caminata rápida alrededor de la cuadra, un paseo en bicicleta, natación o hacer un deporte como básquet. Recuerda que el ejercicio regular puede reducir el riesgo de que sufras un ataque cardíaco o una apoplejía.

Más galerías de fotos



Escrito por chelsea flahive, rdn, ld | Traducido por florencia prieto