Dieta de ostomía

La dieta de ostomía es una dieta post colostomía, recomendada para dos semanas después de la cirugía. La colostomía es un procedimiento quirúrgico mediante el cual parte del intestino grueso es removido o queda inutilizado y reintegrado después de la cura. Una bolsa desechable de peso ligero comúnmente es necesaria para liberar la materia fecal. Este tipo de cirugía se realiza generalmente para tratar la obstrucción o lesiones en el intestino.

Metas

Debido a que cada cirugía y situación son diferente, no hay guías específicas. La dieta de ostomia está diseñada para mantener heces normales después de la cirugía. El objetivo es prevenir bloqueos, promover la curación y minimizar los problemas gastrointestinales, tales como olores, diarrea, flatulencia y estreñimiento. La cirugía hace que tu intestino se hinche. Esta hinchazón dura generalmente de 6 a 8 semanas. La dieta de ostomía pretende reducir la presión adicional en tu intestino.

Pautas generales

Si consumir productos lácteos produce gas, evita comer productos lácteos durante el primer mes después de la cirugía. Corta los alimentos en trozos pequeños y masticalos varias veces antes de tragarlos. Agrega nuevos alimentos uno a la vez de modo que puedas observar los efectos. Si el elemento provoca problemas gastrointestinales, retíralo durante el primer mes después de la cirugía. Elige alimentos bajos en fibra para reducir residuos en el tracto intestinal.

Gases y olores

La dieta de ostomía implica la solución de problemas. El médico proporcionará una lista de alimentos que comúnmente producen gases, olores, diarrea y bloqueos. Localiza los problemas de estos artículos y evítalos si causan problemas gastrointestinales. Los alimentos que comúnmente causan gas incluyen los frijoles, la soja, el repollo, la coliflor, los productos lácteos, las nueces y las cebollas. Los alimentos que generalmente producen olores incluyen espárragos, repollo, brócoli, pescado y huevos.

Obstrucción

Si estás usando una bolsa de ostomía, es importante asegurar que el flujo del intestino no esté obstruido. Ciertos alimentos pueden causar la obstrucción. Estos alimentos incluyen el repollo, el apio, el maíz, los champiñones, los frutos secos y las palomitas de maíz. Si la obstrucción se produce después de comer ninguno de estos alimentos, elimínalos hasta que tu médico determine cuáles son seguros para consumir.

Consejos

Consumir de 4 a 6 comidas pequeñas todos los días al mismo tiempo puede ayudar a promover la regularidad. Bebe de 8 a 10 vasos de agua cada día. Si se produce diarrea, los medicamentos como Imodium pueden ayudar. Algunos alimentos pueden ayudar a aliviar los problemas gastrointestinales. El arándano y el jugo de naranja puede ayudar a controlar los problemas de olor. Las bananas, los panes y la mantequilla de maní pueden ayudar al control de la diarrea. El jugo de ciruela puede ayudar a aliviar a promover la regularidad.

Más galerías de fotos



Escrito por janet renee, ms, rd | Traducido por valeria garcia