Dieta para las náuseas

Cuando llegan las náuseas, la última cosa que quieres hacer es comer una comida grande. Sin embargo, es importante seguir nutriendo tu cuerpo. Las náuseas suelen ser un síntoma de gripe estomacal o gastroenteritis. Los medicamentos, anestesia y embarazo precoz también pueden causar la enfermedad. Los síntomas adicionales pueden incluir vómitos, debilidad y dolores de estómago. Aunque las náuseas no suelen deberse a una afección grave, busca atención médica inmediatamente si experimentas dolor en el pecho, visión borrosa, confusión o una rigidez en el cuello, estas son señales de que puedes estar sufriendo un ataque al corazón o un posible accidente cerebrovascular.

Bebidas e hidratación


Raíz de jengibre en rodajas.

Consume bebidas claras o heladas si aparecen las náuseas. La soda puede ayudar, como el ginger ale. Este refresco contiene una pequeña cantidad de jengibre, una ayuda digestiva natural. Además, añadir una rebanada delgada de jengibre fresco al agua caliente crea un té de jengibre, que puede ayudar a superar las náuseas. Si estás vomitando, bebe pequeñas cantidades, poco a poco y toma pequeños sorbos hasta que el vómito haya disminuido, ya que el estómago puede tardar un tiempo en contenerse. Entretanto, chupa trozos de hielo o hielo picado para obtener hidratación. Los polos también son una buena manera de mantenerte hidratado cuando las náuseas y los vómitos aparecen. Agrega lentamente bebidas claras en tu dieta si estás vomitando. No confíes únicamente en las bebidas durante más de dos días para evitar la desnutrición.

Dieta de aves de corral y de soja


Pollo a la parrilla con verduras.

BreastCancer.org sugiere una dieta basada en aves de corral o soja en lugar de carne roja cuando las náuseas aparecen durante la quimioterapia. Retira la piel del pollo y abstente del condimento. Evita comer pescado o carnes grasas que hayan sido fritas. La grasa adicional y los aceites grasos pueden aumentar las náuseas. Hornea pollo o añade soja para eliminar la proteína de los caldos. Por ejemplo, el tofu, es suave y fácil de digerir. Prepara tofu cortando o creando una pasta para comer con tostadas, galletas y arroz.

Alimentos blandos


Un plato de arroz.

No consumas alimentos con muchas especias y sabor cuando tengas náuseas. Estos alimentos pueden causar vómitos o continuar alterando tu estómago. En cambio, aumenta la cantidad de comidas blandas en tu dieta si tienes náuseas y no vómitos. Las comidas blandas son parte de la dieta BRAT, acrónimo de plátanos, arroz, puré de manzana y pan tostado. La dieta BRAT es vinculante, que ayuda en la formación de materia fecal. Alimentos y bebidas adicionales para comer incluyen papas llanas, sopas claras y té débil. Si tiene náuseas cuando te despiertas, come galletas saladas o tostadas mientras descansas en la cama. Sigue la dieta BRAT durante 24 o 48 horas, informa FamilyDoctor.org. Poco a poco comienzan a añadir otros alimentos a tu dieta cuando las náuseas desaparecen.

Consejos adicionales para comer

Come pequeñas cantidades durante todo el día y evita las comidas abundantes. No mezcles los alimentos calientes y los fríos, según la Cleveland Clinic. Si el aroma te provoca náuseas, sal de la habitación mientras está cocinando un miembro de la familia u ordena para llevar si el olor de la preparación de alimentos te provoca náuseas. Enjuágate la boca para eliminar el sabor de la comida después de comer. Si estás haciendo un tratamiento contra el cáncer, come antes de que comience el tratamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por julie hampton | Traducido por maria gloria garcia menendez