Dieta para una mujer de 60 años

La dieta representa un rol fundamental para mantener la salud integral de una mujer de sesenta años de edad. Hacia los 60 años, la mayoría de las mujeres han completado la menopausia, y pueden notar cambios significativos en sus cuerpos, incluyendo ganancia de peso y un metabolismo reducido. Al seguir una dieta saludable y ejercitarse de manera regular, puedes mantenerte sana y ayudar a combatir varias enfermedades y problemas de salud que aparecen a medida que envejeces.

Post-menopausia y salud


Las mujeres mayores son más vulnerables a algunas enfermedades.

La mayoría de las mujeres termina de atravesar la menopausia hacia los 60 años de edad. Sabrás cuándo has completado este período al haber dejado de menstruar de forma definitiva por más de 12 meses. Luego de la menopausia, tu producción de estrógeno cae en un 40 a 60 por ciento, y el cuerpo deja de producir progesterona casi por completo. Debido a estas disminuciones significativas en los niveles hormonales, una mujer de 60 años experimenta cambios corporales, y se torna mucho más susceptible a ciertos riesgos para la salud. El metabolismo decrece luego de la menopausia, lo que hace que la vulnerabilidad al aumento de peso sea mayor. Además, las mujeres post-menopáusicas tienen una tendencia mayor a sufrir enfermedades cardiovasculares y osteoporosis.

Consumo calórico


Lo ideal a esta edad es una alimentación saludable.

Una mujer de 60 años debería alimentarse con una dieta baja en calorías, ya que a esta edad el metabolismo corporal disminuye. El envejecimiento causa una declinación natural en el apetito, de manera que notarás que necesitas menos calorías. Lo más saludable será comer sólo cuando tengas hambre, y consumir la cantidad de alimentos suficiente para satisfacer tal necesidad. Es mejor ingerir pequeñas comidas múltiples a lo largo del día que comer en exceso de una sola vez.

Nutrición y dieta


Elige alimentos frescos.

Evita los alimentos procesados en exceso, ya que contienen demasiada grasa, sodio y conservantes. En su lugar, opta por una alimentación equilibrada con productos integrales, tales como frutas, vegetales, proteínas magras, lácteos, cereales integrales, grasas saludables y líquidos. En particular, las frutas y los vegetales son importantes en extremo para las mujeres de esta edad. El consumo regular de vegetales frescos y coloridos, y jugos vegetales, constituye una de las mejores maneras de proteger tu organismo contra la enfermedad cardíaca y el cáncer. Las frutas y los vegetales cuentan con un alto contenido de antioxidantes y vitaminas, los cuales también ayudan a combatir la osteoporosis.

Ejercicios


La ejercitación es un buen complemento de la dieta.

Como manera de complementar la dieta, resulta vital que las mujeres de 60 años se ejerciten de forma regular; lo ideal sería 30 minutos diarios. El ejercicio ayuda a incrementar el metabolismo, y a quemar grasas. Puedes encontrar actividades en tu vida cotidiana que te mantengan activa, tales como la jardinería, el baile, el ciclismo y las caminatas. El ejercicio aeróbico y el entrenamiento de fuerza ayudan a incrementar la masa muscular, acelerar el metabolismo, y a fortalecer los huesos. La ejercitación combate la osteoporosis, la enfermedad cardíaca y el cáncer.

Consejo profesional


Consulta a un médico sobre los suplementos vitamínicos.

Consulta a tu médico acerca de los cambios que experimentas en tu cuerpo, y sobre cualquier preocupación que puedas tener con respecto a la dieta. Es importante hacer esta consulta médica antes de introducir cambios radicales en tu alimentación. Además, consulta al profesional acerca de los suplementos vitamínicos; las mujeres de 60 años necesitan, de manera específica, calcio, vitamina D, zinc y vitamina B12. Pregunta si deberías tomar este tipo de suplementos, o si los incorporas mediante tu dieta de manera adecuada.

Más galerías de fotos



Escrito por katharine eliot | Traducido por sofia elvira rienti