Dieta para la miotomía Heller

La miotomía heller resuelve la acalasia, una condición en que el individuo tiene dificultad para tragar comida y líquidos. Esta condición resulta por un problema con el esfínter entre el estómago y el esófago. El paciente que pasa por esta operación necesita seguir una dieta especial por cuatro semanas después, de acuerdo con University of California en Los Angeles Health System.

La condición

La acalasia ocurre cuando las fibras musculares donde se encuentra el esófago y el estómago no se relajan y dejan que la comida continúe al estómago. La comida se traba conduciendo a regurgitación de la comida sin digerir. Las personas con esta condición también tienen mayor riesgo de neumonía.

Cirugía

Durante la cirugía, el cirujano corta el esfínter circular donde se unen el esófago y el estómago. Esto sea hace con laparoscopia y es una técnica poco invasiva. El procedimiento deshabilita el esfínter del esófago inferior y permite que la comida pase al estómago, de acuerdo con Advanced Medical Technology Institute o AMTI.

Características

El paciente empieza con una dieta de líquidos el día después de la cirugía según indica AMTI. Si el paciente puede tolerar los líquidos, el hospital te permite dejarte ir después del segundo día de la cirugía. Una dieta líquida continúa por dos semanas y luego pasas a una dieta de puré. Después de un mes puedes pasar a la comida regular.

Especificaciones

Para los primeros tres días después de la miotomía de Heller bebe solo líquidos claros, aconseja el sitio web UCLA Health System. Los líquidos claros incluyen paletas heladas y gelatina además del agua, jugo de fruta claro y caldo claro. No bebas aguas con gas o bebidas espesas. Cambia a una dieta llena de líquidos por los siguientes tres días. Esto significa todo lo que puedas verter pero continúa excluyendo las bebidas gaseosas. Algunas posibilidades incluyen las sopas líquidas, cereales calientes adelgazados, pudín y helado. Una dieta suave esta indicada para las siguientes tres semanas. Esto incluye líquidos y alimentos que requieran poca masticación. La pasta bien cocida, arroz, pescado, pavo molido, vegetales y la fruta suave son algunos ejemplos. No comas pan, vegetales crudos, comidas crujientes o carnes sin moler que necesiten bastante masticación.

Método

El primer día de tu dieta líquida bebe solo media taza a la vez y no engullas, recomienda el sitio web UCLA Health System. Trabaja de forma gradual a 1 taza a la vez si así es más cómodo. Cuando cambies a una dieta completa de líquidos empieza con 1 taza a la vez y luego aumenta de forma gradual la cantidad. Ten comidas pequeñas frecuentes. No se permite el alcohol si estás tomando medicamentos narcóticos.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley moore | Traducido por alejandra rojas