La dieta milagro del equilibrio del pH

La dieta milagro del equilibrio del pH (pH Miracle Diet) se basa en la idea de que, para ser saludable, necesitas consumir principalmente alimentos alcalinos. La dieta se divide en cuatro pasos que sus autores afirman pueden ayudarte con la transición de los hábitos alimenticios poco saludables a la dieta alcalina, que estimulará la pérdida de peso, aumentará la energía y mejorará la salud. Los profesionales de la salud concuerdan en que aunque la dieta milagro del pH contiene algunos buenos conceptos, está también llena de consejos que las evidencias científicas no soportan.

Antecedentes

Todos los problemas de salud comienzan con la acidez de la sangre y los tejidos corporales, según aseguran el microbiólogo Robert O. Young, Ph.D. y su esposa Shelley Redford Young, en su libro del 2002 "The pH Miracle: Balance Your Diet, Reclaim Your Health". Si tu dieta consiste de un 70 a 80% de alimentos alcalinos únicamente, los Young afirman que podrás resistir a los gérmenes y tratar de manera efectiva todo tipo de padecimientos, desde las alergias a los parásitos intestinales, pasando por las infecciones de hongos. Mientras que el sitio web oficial de la dieta afirma que los Young han probado el éxito de la dieta alcalina con sus propios estudios, el sitio no proporciona detalles ni información acerca de los estudios sobre los alimentos alcalinos que instituciones médicas hayan realizado.

Lineamientos

Existen cuatro pasos en la dieta milagro del pH: transición, desintoxicación, estrictamente alcalina y mantenimiento. Durante la fase inicial de transición, se te pedirá que pases 12 semanas avanzando gradualmente y dejando atrás lo que los Young llaman "alimentos ácidos", enfocándote en comidas que contengan alimentos alcalinos. En el paso dos, pasarás una semana haciendo ayuno, consumiendo únicamente el jugo de vegetales verdes y suplementos nutricionales, algunos de los cuales son laxantes naturales. En el paso tres, deberás comer exclusivamente alimentos alcalinos con un énfasis en los vegetales de hoja verde crudos, junto con suplementos probióticos. El paso final, el de mantenimiento, permite que un 20% de tu dieta consista de proteína de soja, pescado, granos enteros y vegetales almidonados, mientras que el resto sigue enfocada en los alimentos alcalinos.

Alimentos alcalinos y ácidos

Después de la digestión, los alimentos ácidos producen subproductos ácidos que se acumulan en el cuerpo, haciendo que sea más difícil para las células el funcionar de manera óptima, esto de acuerdo con los Young. Por el contrario, los alimentos alcalinos preservan el pH alcalino de la sangre y tejidos. En la dieta milagro del pH, entre los alimentos ácidos se incluyen todos los tipos de carne, pescado y mariscos; todos los productos lácteos; prácticamente todas las frutas; las grasas como las saturadas y la margarina; el maíz, el aceite vegetal y de girasol; todos los alimentos procesados; todos los alimentos que contengan cafeína o alcohol; y las nueces como los maníes, pistaches y nueces de nogal. Entre los alimentos alcalinos se encuentran todos los vegetales, las frutas cítricas, los aguacates, todos los tipos de frijoles y los brotes de legumbres; aceites como el de oliva, linaza, cáñamo y aguacate, las lentejas, los granos como la espelta (spelt) y los grañones (groats); y bebidas como el agua alcalinizada, el té verde, el jugo fresco de vegetales y la leche de almendra.

Opinión de los expertos

Los expertos opinan que existe muy poca evidencia científica para apoyar el paso dos de desintoxicación de la dieta milagro del pH, diciendo que las dietas que contienen fases de desintoxicación similares a este pueden causar deshidratación, náuseas, fatiga extrema y mareos. Además, los investigadores no han podido determinar si beber de manera regular el agua alcalinizada que se enfatiza en la dieta tendrás algún tipo de beneficio de salud regular. Mientras que la adición de suplementos probióticos a tu dieta en el paso tres puede ayudar a mejorar tu salud en general, la dieta milagro del pH como un todo no se ajusta a los estándares que las instituciones médicas consideran necesarios para una pérdida de peso saludable y sostenida, es decir, una dieta que incorpore cantidades moderadas de todo tipo de alimentos bajos en grasa y calorías y que anime a la actividad física regular.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kerns | Traducido por reyes valdes