Dieta para luchadores de bachillerato

Las exigencias de la lucha son muy variadas, y más desafiante que muchos otros deportes, ya que no sólo es físicamente vigoroso, sino los participantes también deben mantenerse bajo requisitos de peso. Esto a menudo lleva a medidas de reducción de peso extremas e insalubres, incluyendo las dietas intensas y hambre. Una encuesta realizada por el American College of Sports Medicine en 2001 reveló que el 72 por ciento de los encuestados participaron en al menos un método de pérdida de peso peligroso. A pesar de las presiones involucradas en hacer peso, los luchadores de secundaria deben mantener una dieta saludable.

Proteína

La proteína es vital para los luchadores de bachillerato, ya que proporciona a sus músculos los aminoácidos necesarios para recuperarse de un ejercicio vigoroso. También ayuda en la construcción de músculo a través del levantamiento de pesas, que es a menudo un aspecto principal de la rutina de entrenamiento de un luchador. Hay un sinfín de opciones en cuanto a los alimentos ricos en proteínas, como pollo, carne roja, nueces y frijoles. Las mejores opciones son los alimentos ricos en proteínas y bajos en grasas saturadas, lo que toma más tiempo quemar, por lo que los luchadores deben centrarse en comer cortes magros de carne.

Líquidos


La soda es un definitivo no para los luchadores.

Los combates de lucha tal vez sean de seis minutos de duración, pero son un entrenamiento físico continuo que puede vaciar el cuerpo de líquidos a través del sudor. Y la práctica de lucha, que suele durar horas, puede extraer gran parte del líquido fuera del cuerpo de un atleta de bachillerato. El agua hidrata el cuerpo sin proporcionar la cantidad de azúcar que puede venir en otras bebidas. También hay varias bebidas deportivas que sirven bien a un luchador. Gatorade, por ejemplo, ayuda a reponer el suministro de electrolitos del cuerpo, que se pierden en el sudor. Ellos ayudan a hidratar el cuerpo y apoyar el funcionamiento adecuado de los músculos y nervios.

Carbohidratos complejos

Los carbohidratos complejos son un amigo para el luchador. A diferencia de los carbohidratos simples que se encuentran en los alimentos azucarados y almidonados como las papas y pizza, tienden a venir en menos alimentos que engordan. También se digieren más lentamente, lo que significa que tu cuerpo está alimentado con energía para tramos más largos de tiempo. Una papa asada aquí y allá es buena para la energía, pero evita llenarla con ingredientes típicamente engordadores. Esto puede ayudar a un luchador a evitar la fatiga y reducir la necesidad de comer mucho mientras trata de mantener el peso mínimo. Los cereales, las lentejas y el arroz integral son algunos alimentos llenos de carbohidratos complejos.

Alimentos bajos en grasas

Los luchadores, como todos los demás, necesitan grasa para alimentar sus cuerpos. Pero no deben exceder la ingesta diaria recomendada de la FDA de 60 a 65 gramos, y deben evitar las grasas saturadas. Estas grasas, que por lo general vienen en alimentos altamente procesados, como la comida rápida y chocolate, permanecen en el cuerpo por más tiempo y contribuyen a una variedad de enfermedades. Las claras de huevo y atún son opciones bajas en grasa que también tienen cualidades de apoyo muscular.

Antioxidantes


¿Una especia al día mantiene alejadas a las lesiones?

Los luchadores son muy propensos a una variedad de bacterias e infecciones de la piel debido a las frías y húmedas, colchonetas sudorosas con las que entran en contacto una y otra vez, así como el contacto de piel con piel involucrado en el deporte. Además de los hábitos higiénicos adecuados, es recomendable comer alimentos ricos en antioxidantes, que ayudan al cuerpo a defenderse de las infecciones. Algunos ejemplos de alimentos y condimentos ricos en antioxidantes incluyen bayas, naranjas, ciruelas, nueces, semillas, jengibre y orégano.

Más galerías de fotos



Escrito por jeff herman | Traducido por roberto garcia de quevedo