Dieta liviana antes de una histerectomía

La histerectomía es una cirugía mayor en la que se extrae el útero de una mujer. El útero es la parte del cuerpo donde crecen los bebés. Según MedlinePlus, una de cada tres mujeres se someten a histerectomía a los 60 años. Este procedimiento quirúrgico común se realiza para aliviar las preocupaciones de salud. Aunque la cirugía conlleva cierto riesgo, la recuperación generalmente no tiene complicaciones y la mayoría de las complicaciones se pueden prevenir.

Razones para una histerectomía

La histerectomía se realiza para aliviar los problemas del sistema reproductor femenino. Los problemas comunes que requieren una histerectomía incluyen endometriosis, fibroides uterinos, prolapso uterino y dolor pélvico. El sangrado vaginal abundante por causas desconocidas también se alivia con la histerectomía. Aunque primero se prueban los procedimientos menos invasivos, generalmente la extirpación quirúrgica del útero a menudo proporciona alivio de los síntomas.

Procedimiento

La histerectomía es una cirugía que se realiza bajo anestesia general. Según el Colegio Americano de Cirujanos, el cirujano extirpa el útero, ya sea a través de una incisión abdominal o a través de la vagina. Los cirujanos pueden estar más propensos a utilizar el método de incisión abdominal cuando se sospecha de cáncer, ya que permite una mejor visualización de los órganos internos. Los médicos pueden extraer el útero solo o el útero y los ovarios.

Razones para una dieta liviana

Los cirujanos recomiendan que los pacientes consuman una dieta ligera el día antes de la cirugía. Además, se les recomienda a los pacientes a menudo consumir sólo líquidos claros después de la medianoche la noche anterior a la cirugía. Estos requisitos se han establecido para prevenir el riesgo de aspiración vómito y para que el cuerpo no esté tratando de hacer un trabajo duro de digestión a la vez que se recupera de la cirugía.

Alimentos para la dieta liviana

Algunos de los alimentos que puedes comer en una dieta ligera el día antes de la cirugía incluyen el yogur, carnes magras, huevos, arroz, pan y bollería, pasta, cereales, verduras cocidas sin piel y sin semillas, manzanas peladas y jugos de fruta sin pulpa. Prepara los alimentos con la menor cantidad de grasa posible. La mañana de la cirugía, los elementos que se pueden consumir en una dieta de líquidos claros incluyen caldo de carne de vaca o de pollo, jugo de manzana, arándano o uva, gelatina y bebidas deportivas.

Riesgos de la cirugía

Como cualquier cirugía, la histerectomía implica riesgos. Según el Colegio Americano de Cirujanos, algunas mujeres tienen un mayor riesgo de complicaciones. Algunos de los factores que predisponen a que las complicaciones sean más probables son la obesidad, la diabetes, la presión arterial alta y otras condiciones de salud crónicas. Fumar también aumenta el riesgo de complicaciones.

Más galerías de fotos



Escrito por holly case | Traducido por mariana nonino