La dieta inuit

Los inuit son un grupo indígena que vive en las regiones árticas del planeta. Tradicionalmente, su dieta ha consistido únicamente en lo que estaba disponible en su área inmediata. Esta y otras dietas de los cazadores recolectores son de interés hoy en día porque la gente trata de entender más acerca de los diferentes alimentos que los seres humanos han evolucionado para comer, en un esfuerzo por frenar el aumento de las enfermedades degenerativas y la obesidad.

Dieta tradicional inuit

La dieta inuit tradicional se compone casi totalmente de proteínas y grasas. Estos pueblos indígenas no pueden cultivar en la tundra congelada, sino que subsisten con peces silvestres y caza. Aunque algunos defensores de las dietas bajas en carbohidratos han señalado a los inuit como un ejemplo de personas saludables que no consumen muchos carbohidratos, es importante tener en cuenta el panorama general. En la edición de octubre del 2004 de "Discovery Magazine", la escritora Patricia Gadsby explica que los cuerpos de los Inuit se han adaptado para manejar mejor el proceso de la gluconeogénesis, en la que el cuerpo convierte la grasa y la proteína en glucosa utilizable. Los inuit tienen hígados más grandes y un mayor volumen de orina que el ser humano promedio, que ayuda a su cuerpo a procesar los subproductos de su dieta.

Proteína y grasa

La carne que comen los inuit es carne grasa de los animales silvestres. Los inuit y otros cazadores y recolectores tienden a comer no más que un 40 por ciento de proteínas. El exceso de proteínas puede estresar el hígado hasta que se produce la mala salud o la muerte según informa la nutricionista evolutiva Loren Cordain en "Discover Magazine". Aproximadamente el 50 por ciento de las calorías del Inuit se derivan de la grasa. Sin embargo, el perfil nutricional de la grasa que estos animales proporcionan es significativamente diferente a la de los animales de granja que son consumidos por el americano medio. Los mamíferos silvestres y peces de agua fría son ricos en grasas monoinsaturadas saludables y ácidos grasos omega 3. Esto puede explicar en parte la salud que el Inuit disfruta con esta dieta.

Vitaminas y minerales

Los inuit consumen muchas partes de los animales que cazan, incluyendo la médula ósea, el cerebro y las vísceras. Estos son una fuente concentrada de vitamina A, varias vitaminas B y hierro. También proporcionan suficiente vitamina C para evitar que sufran una deficiencia. El quelpo, un alga, también es parte de la dieta de los esquimales y ofrece cantidades significativas de calcio, magnesio, hierro, ácido fólico y otros micronutrientes. Como resultado de su dieta tradicional, los esquimales están protegidos contra muchas enfermedades. En el número de septiembre del 2003 de "Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention", los investigadores señalan que los esquimales parecen estar protegidos contra el cáncer de próstata, probablemente a causa de su dieta.

Preocupaciones

A medida que el pueblo Inuit se expone a la cultura dominante, su dieta va cambiando. Alimentos occidentales como cereales refinados, azúcar y grasas trans son ahora parte de la dieta de muchas personas Inuit. Incluso hace 15 años, los Inuit tenían tasas de obesidad que rivalizaban con la mayoría de los estadounidenses, según un estudio publicado en la revista "Human Biology" en abril de 1996. Los que siguen una dieta tradicional, no están libres de problemas de salud, sin embargo, debido a que sus alimentos tradicionales están contaminados con una variedad de contaminantes industriales, como los bifenilos policlorados, popularmente conocidos como PCB, canfenos policlorados y organoclorados, que se derivan de los plaguicidas. Estos y otros contaminantes químicos ya están empezando a mostrar un efecto adverso en la salud de los Inuit según un artículo publicado en marzo de 2000 en "Environmental Health Perspectives".

Más galerías de fotos



Escrito por elise wile | Traducido por frances criquet