Dieta e ingesta de líquido con falla renal crónica

La falla de riñón o renal crónica ocurre cuando los riñones pierden gradualmente su capacidad de funcionar. Esto a menudo ocurre debido al daño renal por una enfermedad crónica como la diabetes. La falla renal crónica leve puede no requerir modificaciones dietarias o tratamientos; sin embargo, si la enfermedad renal progresa, quizás tengas que cambiar tu dieta o controlar tu ingesta de líquido. Las modificaciones de dieta y líquido se vuelven necesarias para reducir la tensión sobre los riñones cuando ya no pueden filtrar más los productos de desecho.

Sincronización


Diálisis.

La enfermedad renal crónica está dividida en cinco etapas, siendo la primera el comienzo de la enfermedad más leve y la quinta la más severa. La etapa temprana de la enfermedad renal generalmente no requiere restricciones dietarias o de fluidos, pero a medida que disminuye la función renal y especialmente necesitas diálisis para filtrar los desechos de la sangre, se vuelven necesarias las restricciones.

Propósito


Las dietas tienen estrictas restricciones.

El propósito de las restricciones dietarias en una falla renal crónica es reducir la sobrecarga en los riñones. Algunas sustancias, particularmente las proteínas, son más duras para que los riñones las descompongan, por lo tanto, disminuir la cantidad de proteínas puede aliviar la sobrecarga sobre los riñones. Sin embargo, las proteínas son necesarias para la reparación celular y para mantener en funcionamiento tu sistema inmunológico, entre otros propósitos, por lo que no deberás restringirlas a menos que tu médico lo instruya específicamente. Las restricciones de líquido reducen la cantidad de líquido retenido mientras los riñones pierden su capacidad de funcionar. La acumulación de líquidos puede aumentar la presión sanguínea y causar edema, que es la acumulación de líquidos en tus tejidos.

Restricciones dietarias


Dietista con remedios naturales.

La ingesta de sodio puede verse restringida a 2000 miligramos por día, tal como señala Merck Manuals Online Medica Library. Puede que sea necesaria la restricción de la ingesta de fósforo a menos de 1 gramo por día en las etapas 3 y 4 de la enfermedad, según Merck. El fósforo elevado puede causar picazón y llevar a la pérdida de calcio, tal como informa la National Kidney Foundation. En la etapa final de la enfermedad, se puede limitar el potasio amenos de 50 milimoles o mmol. Los niveles elevados de potasio en la etapa final de la enfermedad renal pueden causar arritmias cardíacas. Debido a que cada persona es diferente, siempre sigue las recomendaciones de tu propio médico para la dieta. Un dietista te ayudará a trazar una dieta que cumpla con tus necesidades.

Restricciones de líquido


El líquido se restringe cuando el sodio es bajo.

El líquido se restringe sólo cuando los niveles de sodio caen a menos de 135 mmol/L, informa Merck Manuals. Si la enfermedad renal progresa y necesitas diálisis, también serán restringidos. La cantidad de líquido permitida para ti será determinada por tu médico basándose en tu situación.

Resultados


Ilustración 3D de la infección renal.

Las restricciones dietarias y de líquidos no curarán la enfermedad renal pero pueden reducir el riesgo de complicaciones o la aceleración de la misma.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por aldana avale