Dieta con bajo índice glucémico para el síndrome del ovario poliquísitico

El trastorno endócrino que se diagnostica más comúnmente en mujeres es el síndrome del ovario poliquísitico (PCOS, según sus siglas en inglés). Esta patología se caracteriza por un desequilibrio hormonal, que puede causar un ciclo menstrual irregular, aumento de peso o incapacidad de perder peso, acné, vello facial, múltiples quistes en los ovarios, depresión e infertilidad. Afortunadamente, las mujeres con este síndrome puede aliviar la mayoría de sus síntomas haciendo cambios en su dieta.

Problema subyacente

Si bien la causa exacta que desencadena el desarrollo del PCOS todavía es desconocida, la mayoría de los expertos concuerdan en que la resistencia a la insulina parece ser una característica común de esta patología, como explicaba la dietista Martha McKittrick. La insulina es una hormona liberada por el páncreas en respuesta al consumo de carbohidratos o azúcares. Su rol es mantener la glucemia normal, deshaciéndose del azúcar consumida al trasladarla al interior de las células, donde será usada como fuente de energía o almacenada en forma de glucógeno o grasa. Sin embargo, las mujeres con PCOS parecen tener niveles mayores de insulina circulante en su cuerpo, lo que se denomina hiperinsulinemia. En este caso, el páncreas trata de producir más y más insulina porque las células no responde normalmente a su acción.

Índice glucémico

El índice glucémico, o IG, constituye la mejor herramienta disponible para clasificar los alimentos ricos en carbohidratos según su capacidad de elevar los niveles de glucemia luego de su consumo. Los alimentos con IG alto (mayor a 70) elevarán la glucemia rápidamente y desencadenarán una gran liberación de insulina al mismo momento, mientras que los que tienen un IG bajo (menor a 55) producirán una elevación más lenta de la glucemia, lo que se asocia con una menor liberación de insulina por parte del páncreas. Sólo los alimentos que contienen carbohidratos tienen IG, ya que es imposible medirlo en los alimentos ricos en grasa, como el aceite y la manteca, los ricos en proteínas, como la carne y los huevos, o los que no contienen suficiente cantidad de carbohidratos, como el brócoli o la lechuga.

Dieta de bajo índice glucémico e insulino resistencia

Las dietas ricas en alimentos con un bajo IG puede ser especialmente útiles para las mujeres con PCOS. Al causar un aumento lento de la glucemia, estos alimentos tienden a producir menores niveles de insulina. McKittrick recomienda el consumo de más hidratos de carbono de bajo IG y ricos en fibra. Un estudio comparativo del impacto de una dieta de bajo IG sobre el mujeres premenopáusicas con sobrepeso y PCOS comparada con una dieta saludable de macronutrintes evaluó que las mujeres participantes luego de un año o más habían logrado perder un 7% de su peso corporal. Los investigadores hallaron que las mujeres que siguieron la dieta de bajo IG tenían mejoras significativamente mayores en sus niveles de sensibilidad a la insulina y un 95% de ellas también se benefició con una mejora de su ciclo menstrual en comparación al 63% del grupo de control, según se informó en la edición de julio de 2010 del "American Journal of Clinical Nutrition."

Alimentos con IG bajo

Si decides adoptar una dieta de bajo IG para manejar menor tu PCOS, primero elimina los carbohidratos de alto IG, como las papas comunes (en puré, horneadas, hervidas o fritas), los cereales para desayuno procesados, el pan blanco o integral, el arroz blanco, las golosinas y los dátiles. En lugar de papas, opta por pequeñas cantidades de batatas. Usa la antigua avena en copos o cortada para el desayuno y pan fermentado o de harina integral molida a la piedra para los sándwiches. Acompaña tus comidas con cebada, quinoa o arroz basmati en lugar del tradicional arroz blanco. Reemplazar los carbohidratos de alto IG te ayudará a bajar el IG de tu dieta y a mejorar los síntomas asociados al PCOS.

Más galerías de fotos



Escrito por aglaee jacob | Traducido por paula santa cruz