Dieta para Helicobacter pylori

Helicobacter pylori, o H. pylori, es un tipo de bacteria que produce úlceras pépticas ya que daña el revestimiento del estómago y del intestino delgado. Se contagia de persona a persona mediante la exposición a vómitos, materia fecal, alimentos contaminados, fuentes de agua contaminada o por contacto directo. Se trata con antibióticos y una dieta adecuada puede corregir las deficiencias que produce.

Hortalizas crucíferas

Si tienes H. pylori, tienes un alto riesgo de desarrollar cáncer de estómago. Un estudio publicado por "Cancer Causes & Controls" en 2009 halló que a medida que aumenta el consumo de hortalizas, disminuye el riesgo de cáncer en las personas que padecen esta enfermedad. Las hortalizas crucíferas proveen protección a la mucosa gástrica que recubre el estómago y el intestino delgado. Son ricos en vitaminas A, C y K, folato y minerales y además protegen contra el cáncer. Dentro de las crucíferas se encuentran el brócoli, la col berza (kale), los repollitos de Bruselas (Brussels sprouts), las coles (cabbage), la coliflor (cauliflower), el nabo (turnip), la rúcula (arugula) y la rutabaga. El U.S. Department of Agriculture recomienda consumir 2 a 3 tazas de hortalizas por día.

Hierro y vitamina B-12

H. pylori puede producir una mala absorción del hierro y la vitamina B-12, lo que produce anemia ferropénica y anemia perniciosa. A menudo, una vez que la bacteria se ha eliminado mediante antibióticos, el cuerpo nuevamente puede absorber el hierro y la vitamina B-12. Sin embargo, tu médico podría recomendarte suplementos o consumir alimentos ricos en hierro para llevar tus niveles nuevamente a la normalidad. Los alimentos ricos en hierro y vitamina B-12 son la carne, las aves, las legumbres y los cereales y panes para el desayuno enriquecidos.

Limita la sal

Tener una preferencia por la sal junto con H. pylori podría ponerte en un riesgo mayor de desarrollar cáncer gástrico. Los autores de un artículo publicado en "The Journal of Epidemiology" en 2003 concluyó que una dieta rica en sal podría potenciar el efecto del H. pylori en el cáncer. Disminye tu ingesta de sal evitando los alimentos ricos en sal como los enlatados y los bocadillos fritos como las papas fritas y los pretzels. No pongas el salero sobre la mesa y condimenta tus comidas con especias libres de sal.

Vitamina C

La vitamina C podría acelerar la curación del revestimiento del estómago y disminuir los efectos del tratamiento para eliminar el H. pylori. Una vez que se ha eliminado la bacteria del organismo, la vitamina C también podría disminuir el número de cambios precancerosos del estómago. Esta vitamina puede hallarse principalmente en las frutas cítricas como las naranjas, los pomelos, los limones y las limas. También se encuentra en los pimientos rojos y otras hortalizas.

Más galerías de fotos



Escrito por chelsea flahive, rdn, ld | Traducido por paula santa cruz