Dieta de Gerson para una persona sana

La dieta de Gerson es un enfoque de todo el cuerpo hacia la curación que utiliza alimentos orgánicos, métodos de desintoxicación y suplementos para mejorar la capacidad natural del cuerpo para curarse a sí mismo. Según “The Gerson Therapy” (La terapia de Gerson), escrita por Charlotte Gerson y el Dr. Morton Walker, esta dieta se ha utilizado con éxito para tratar el cáncer y otras enfermedades crónicas como la epilepsia, la adicción a las drogas, la diabetes, el síndrome de fatiga crónica, enfermedad del corazón y renal. Los autores también recomiendan el uso de la dieta para prevenir enfermedades y mantener la salud.

Historia

La dieta de Gerson fue desarrollada en 1920 por Max Gerson, un médico nacido en Alemania que creó la dieta para curar sus propios dolores de cabeza por migraña. El Dr. Gerson más tarde descubrió que la dieta también curaba problemas de salud como la diabetes, la tuberculosis y las condiciones crónicas de la piel. Después de emigrar a los Estados Unidos, el Dr. Gerson centró su investigación en la prevención y cura del cáncer. Después de su muerte en 1959, su hija Charlotte continuó su trabajo, finalmente fundando el Instituto Gerson en 1977.

Recomendaciones dietéticas

El consumo regular de jugo fresco orgánico es clave en la dieta de Gerson. Según “The Gerson Therapy” (La terapia de Gerson), el jugo permite que los nutrientes entren rápidamente en el torrente sanguíneo, inundando el cuerpo de vitaminas y minerales. La dieta también es a base de plantas, con un contenido de sal, grasa y proteína limitado. Para los individuos sanos, el Dr. Gerson originalmente recomendaba que las tres cuartas partes de la dieta consistieran en alimentos vegetarianos sanos, y que el otro 25 por ciento de los alimentos pudiera a elección del individuo. Sin embargo, dado el aumento en el uso de aditivos alimentarios, pesticidas y otras toxinas ambientales, Charlotte Gerson ahora recomienda que el 90 por ciento de la dieta consista en alimentos recomendados por Gerson.

Alimentos permitidos

La dieta de Gerson divide los alimentos en tres categorías: deseables, ocasionalmente permitidos y prohibidos. Los alimentos deseables, los que incluyen la mayoría de las frutas y verduras, se pueden comer en grandes cantidades. Todos los jugos de frutas y verduras frescas, ensaladas crudas y sopas de vegetales entran dentro de esta categoría. Los alimentos como el pan de centeno o de avena, las palomitas de maíz orgánico, el arroz y las patatas dulces se pueden comer una vez por semana. Los edulcorantes como el jarabe de arce, la miel y el azúcar moreno no deben superar las 2 cdtas. diarias.

Alimentos prohibidos

Los alimentos prohibidos en la dieta de Gerson incluyen todos los alimentos procesados como los congelados, en conserva, enlatados, refinados, salados o ahumados. No se permiten productos lácteos, como leche, queso, crema, helados y mantequilla. También están prohibidos el azúcar blanco refinado y la harina de trigo, incluyendo el trigo integral, Ciertas frutas están prohibidas, tales como las piñas, las fresas y los aguacates. La dieta de Gerson no permite el consumo de carne, soja, huevos, productos horneados, café o alcohol.

Consideraciones

La Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos no ha aprobado la dieta de Gerson para el tratamiento del cáncer o cualquier otra enfermedad. Los estudios que reportan sobre la eficacia de la dieta de Gerson son limitados. Habla con un profesional médico antes de hacer cambios importantes en tu dieta o estilo de vida, especialmente si estás tomando algún medicamento.

Más galerías de fotos



Escrito por karen eisenbraun | Traducido por nieves fragola