La dieta de Gerson para la migraña

Max Gerson nació en 1881 en Wongrowitz, Alemania. Comenzó a estudiar medicina a la edad de 28 años, y continuó hasta desarrollar lo que se conoce como terapia de Gerson, la cual él creía que podía curar tanto el cáncer como las migrañas. El National Cancer Institute afirma que no existe evidencia de que la terapia de Gerson funcione; además, establece que la dieta puede resultar riesgosa de manera potencial, en especial debido a que propone enemas de café, lo cual puede causar colitis, inflamación del intestino, infecciones, deshidratación y, en algunos casos, septicemia. No se ha aportado evidencia científica de que la dieta pueda tratar el cáncer o las migrañas de manera efectiva. Si bien la dieta no se encuentra avalada en los Estados Unidos, el Gerson Institute aún posee la licencia de una clínica en el norte de México.

Alimentos permitidos


Esta dieta requiere alimentos vegetales de manera predominante.

La dieta de Gerson para la migraña requiere una alimentación basada en los vegetales de manera predominante. Estos vegetales deben cultivarse de manera orgánica, ya que Gerson estaba convencido de que los pesticidas eran tóxicos en extremo. La dieta también prescribe un vaso de 8 onzas de jugo de frutas o vegetales durante cada hora de vigilia, es decir 13 veces al día. El nivel elevado de ingesta de frutas está dirigido a mantener el equilibrio de sodio correcto en el organismo.

Alimentos prohibidos


La mayor parte de las grasas animales no están permitidas en esta dieta.

En la dieta de Gerson para la migraña están prohibidas todas las grasas animales, excepto por el aceite de hígado de ternero. Sustancias tales como el alcohol, el tabaco, la sal, los aditivos alimentarios, el flúor y los productos farmacéuticos también están excluidos, al igual que los frutos secos y los frutos del bosque. El agua pura también está vedada en esta dieta.

Suplementos


Los suplementos dietarios son una parte vital de la dieta.

Los suplementos dietarios constituyen una parte vital de la dieta, en especial la vitamina C y el iodo. Gerson también recomienda el aceite de semillas de lino y el de hígado de ternero. El peróxido de hidrógeno y el ozono, o trioxígeno, se dan de manera oral o rectal como parte de la terapia de Gerson, en la creencia de que pueden revertir los efectos de vivir en un medio ambiente tóxico, y remover los excesos de sales del cuerpo. La vitamina B-12 también está recomendada en la dieta de Gerson, para ayudar a eliminar el exceso de toxinas del hígado.

Otros aspectos


Las enemas de café y aceite de castor son una parte integral de la terapia de Gerson.

Las enemas de café y de aceite de castor son una parte integral de la terapia de Gerson. La función de estos enemas sería aliviar el dolor en el paciente, y eliminar las toxinas almacenadas en el hígado. También está prohibido el uso de cualquier utensilio u olla de aluminio, ya que se trata de un metal pesado que Gerson creía tóxico para los seres humanos.

Más galerías de fotos



Escrito por max quigley | Traducido por sofia elvira rienti