Dieta para la gente que toma warfarina

La warfarina, también conocida por el nombre de marca Coumadin, es un medicamento recetado para el tratamiento de personas con riesgo de formación de coágulos de sangre. Este medicamento reduce la actividad de la vitamina K, reduciendo adicionalmente la capacidad del organismo para formar rápidamente coágulos de sangre. Para asegurar que estás tomando la dosis correcta de warfarina, tu médico debe recomendarte que te realices análisis de sangre mensuales. El valor diario de vitamina K es de 80 microgramos, y la mayoría de las personas consumen un promedio de entre 70 a 80 microgramos al día. Debido a que este fármaco interfiere con la acción de la vitamina K, ser consistente con la cantidad diaria en tu dieta te ayudará a asegurar que esta funcione correctamente.

Fuentes de proteínas a consumir

La carne contiene muy poca vitamina K. Elige una variedad de carne para tener proteínas en tu dieta; incluyendo huevo, pollo, pescado, pavo, jamón y carne de res. La carne de los animales de caza, como el pato o el venado, también pueden ser consumida cuando tomas warfarina. Las nueces y las legumbres te proporcionan una buena fuente de proteínas dietarias. La mayoría son bajas en vitamina K, a excepción de los anacardos, las avellanas y los pistachos, que son fuentes moderadas de este nutriente.

Carbohidratos: lácteos, almidones y frutas

Los lácteos, los granos y las frutas son fuentes de carbohidratos para tu dieta. La leche, el queso, el yogur y el helado son buenas opciones para comer si te medicamentas con warfarina. Los granos también se pueden incorporar a tu dieta sin tener que preocuparte por comer demasiada vitamina K. Incorpora pan, cereal, arroz, pasta y harina de avena como parte de una dieta saludable. Aparte de las uvas y los arándanos, que se consideran moderados en vitamina K, las frutas son una buena selección como aperitivo o en una comida, ya que son una fuente baja de vitamina K.

Verduras a supervisar

Las verduras varían entre un bajo y un alto contenido de vitamina K. Al seleccionar verduras mientras tomas warfarina, recuerda que tienes que ser consistente con tu ingesta diaria de vitamina K. Muchas de las verduras de hoja verde como el repollo verde, la col rizada, el perejil, la espinaca, la acelga y las hojas de nabo son fuente de altos niveles de vitamina K. Las coles de Bruselas y las cebollas verdes también son ricas en vitamina K. Si no comes estos alimentos diariamente, es importante limitar su consumo, de acuerdo con los National Institutes of Health. Las selecciones de bajos niveles de vitamina K incluyen el maíz, los pepinos, las berenjenas, las setas, las patatas y el calabacín.

Líquidos para beber y para evitar

El jugo, el café, el té, el agua, la leche y el refresco de cola son líquidos que pueden consumirse cuando se está tomando warfarina. El vino y el alcohol también son bajos en vitamina K, pero debes consultar con tu médico antes de consumirlos con la warfarina. No se recomiendan más de tres copas al día porque el efecto del medicamento se altera.

Preocupaciones dietéticas adicionales

Mientras tomas warfarina, debes controlar tu consumo de grasas y aceites, hierbas y suplementos nutricionales orales y dietéticos. El aceite de oliva y la margarina son altas fuentes de vitamina K, pero pueden incorporarse a tu dieta con moderación. Los suplementos nutricionales orales contienen vitamina K como parte de las vitaminas añadidas, pero puedes incluirlos si comes habitualmente la misma cantidad todos los días. A no ser que tu médico los apruebe, debes evitar las hierbas y los suplementos dietéticos mientras tomas warfarina, debido a la incertidumbre acerca de sus efectos o su potencial para alterar los resultados de los análisis de sangre.

Más galerías de fotos



Escrito por stacey phillips | Traducido por josé antonio palafox