Dieta para gente con taquicardia

La taquicardia es un ritmo cardíaco rápido. Tu corazón late normalmente entre 60 y 100 veces por minuto cuando estás en un estado de reposo sin esfuerzo. Una frecuencia cardíaca de más de 100 latidos por minuto en reposo se considera demasiado rápida, y sería un caso de taquicardia. La afección puede ser temporal o un problema más crónico derivado de una enfermedad cardiaca o de un estilo de vida. Seguir una dieta saludable puede ser parte del plan de tu médico para el tratamiento.

Bebidas sin cafeína

El uso de estimulantes puede ser una causa de taquicardia. Ciertos medicamentos, drogas y cafeína son estimulantes. Para reducir los episodios de taquicardia o para eliminar el riesgo de desarrollar la anomalía, incorpora solo bebidas descafeinadas y sin alcohol en tu dieta. Algunos tés y cafés que se etiquetan como descafeinados pueden contener pequeñas cantidades de la sustancia, así que consulta con tu médico para determinar la cantidad de cafeína, si la hay, que puedes consumir con seguridad.

Poca grasa

La enfermedad del corazón es una causa y un factor de riesgo para desarrollar un latido cardíaco rápido. Los niveles altos de colesterol y la obesidad, dos afecciones que a menudo van de la mano, pueden aumentar tu riesgo de enfermedad cardíaca y de complicaciones como la taquicardia. Sigue una dieta baja en grasas para bajar el colesterol y perder peso si es necesario. Elige queso parcialmente descremado, bebidas sin grasa o leche baja en grasa en lugar de las variedades de grasa entera. El yogurt bajo o sin grasa es una buena fuente de calcio y proteínas para ayudar a mantenerte sano. Reduce el consumo de alimentos fritos, bocadillos y pasteles que pueden ser muy altos en grasa.

Dieta DASH

Seguir la dieta DASH, Dietary Approaches to Stop Hypertension, puede ser apropiado para muchos enfermos de taquicardia. La presión arterial alta puede conducir a un ritmo cardíaco anormalmente rápido. La dieta DASH promueve el aumento de frutas, verduras, productos lácteos bajos en grasa, proteínas y granos enteros para mantener tu presión arterial en niveles normales y para reducir tu riesgo de padecer enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. Los alimentos de bajo contenido de sodio son elementos clave en la dieta DASH; el National Heart Blood and Lung Institute recomienda limitar el consumo de sodio a 1.500 o 2.300 mg al día para reducir la hipertensión. Puedes tener estos niveles más bajos de sodio al utilizar otros tipos de hierbas para sazonar carnes y verduras y enjuagar las verduras enlatadas antes de servirlas. Reduce el consumo de alimentos procesados ​​y envasados​, como carnes frías, alimentos congelados y aperitivos salados para limitar también el consumo de sal.

Reducir el azúcar

Controla tu ingesta de azúcar si tienes taquicardia. El médico local de Cleveland, el Dr. James Frackelton, explica que cuando comes una gran cantidad de azúcar con el estómago vacío, tu cuerpo reacciona produciendo más enzimas pancreáticas, insulina y adrenalina. Tu corazón puede comenzar a latir más rápido con el aumento de las hormonas que se liberan en tu torrente sanguíneo. Puede que no sea necesario limitar todo el azúcar, pero come dulces con moderación en las comidas normales para mantener el azúcar en la sangre en un nivel estable.

Más galerías de fotos



Escrito por erica roth | Traducido por mayra cabrera